Misofobia, fobia o miedo a la suciedad: Todo lo que necesitas saber

¿Miedo a la basura y a la suciedad? ¿Terror a las manchas y al polvo? Sí, a los que le aterran cualquier miga de suciedad o mugre sufre de una fobia conocida como misofobia, fobia o miedo a la suciedad.misofobia

Ahora bien, ¿de qué se trata esta fobia? ¿Cómo afecta a quien la tiene en su estilo de vida y sus relaciones personales? ¿Qué se puede hacer para controlarla? Estas son preguntas que se hacen muchas personas con respecto a esta fobia, por esta razón, trataremos de aclarar todos estos puntos, además de los consejos necesarios para poder luchar contra ella.

Ahora bien, la misofobia no es algo que se debe tomar a la ligera, pues es una de las fobias más complicadas y abrumadoras que existen, pues las personas que las padecen tienen temor de entrar en contacto con casi cualquier objeto. Además, se ven afectadas sus relaciones sociales.misofobia miedo a la sucieedad

Tambien Te Recomiendo Leer:

Definición de misofobia

La misofobia es el miedo o terror extremo a la suciedad y la mugre. Esto quiere decir que las personas que tienen esta fobia buscan lograr que todo esté pulcro y limpio. Esto también está relacionado con el orden.

Esto quiere decir que quien tiene misofobia puede desarrollar una obsesión por el orden y la limpieza de tal manera que puede alterar su comportamiento e incluso sus interacciones sociales.

Por lo tanto, esta es una fobia, como las otras, que hay que tomar muy en serio, pues la complejidad de la misma puede traer graves consecuencias para el individuo, y también podría afectar en cierta medida a quienes lo rodean.

Por otro lado, también hay que mencionar que si bien esta fobia se conoce como misofobia, también se le llama rupofobia. Ambos términos designan el miedo o el terror crónico a la suciedad.

Significado de misofobia

Como ya dijimos, la misofobia es el miedo o terror a la suciedad. Sin embargo, ¿de dónde viene esta palabra? Pues bien, la misofobia está compuesta por dos palabras griegas, que cuando se traducen, resulta ser misofobia.

Estas palabras son misos, que significa contaminación; y fobia, terror o miedo extremo e irracional. Como se puede ver, por lo tanto, la persona que tiene misofobia sufre o tiene terror de la contaminación.reacción a la misofobia

Tambien Te Recomiendo Leer:

En sentido literal, las personas misofobas procuran evitar cualquier situación que los vaya a ensuciar, o contaminar, por lo que toman medidas de higiene extremas. Más adelante hablaremos un poco más de los síntomas.

Ahora bien, por lo común, esta fobia es conocida así, como misofobia. Sin embargo, también tiene otros nombres, aunque no son muy usados, pero vale la pena conocerlos, de esta manera se podrán relacionar cuando se esté hablando de esta fobia en específico.

Otros nombres que recibe, por lo tanto, son: germofobia, bacteriofobia o bacilofobia. Como se ve, estos términos están relacionados también con la fobia a los gérmenes y bacterias. Esto quiere decir que no es el miedo solo a la suciedad o la basura; también va mucho más allá, pues implica las partículas que no se ven, como los gérmenes y la bacteria.

En otras palabras, la persona buscará y tratará por todos los medios no infectarse, lo que ocasionará otros problemas, y así, podría desarrollar otras fobias, como una fobia social, por ejemplo.

Así que, más allá de los términos, es importante conocer qué envuelve cada fobia, cuáles son sus causas y efectos, cómo puede perjudicar al individuo, y también es muy importante saber qué hacer cuando alguien del núcleo familiar o de amistades tiene o desarrolla esta fobia.reacción a la misofobia

De esta manera, también conoceremos si esta fobia tiene alguna solución, y también cómo se debe tratar y cómo tratar a la persona que tiene esta fobia; de esta manera, podremos brindar la ayuda necesaria para que la persona pueda recuperarse del todo.

Causas de la misofobia

Ahora bien, existen muchas causas, ya sean directas o indirectas, por las que una persona puede llegar a desarrollar misofobia. Explicaremos a continuación algunas de estas causas, ya que ayudarán a identificar las razones concretas del por qué una persona llega a adquirir este terror extremo a la suciedad.

Hay que aclarar que no se trata del terror a la basura amontonada en un solo lugar, sino a cualquier hecho que desencadene la fobia; así que estamos hablando desde una simple mancha, hasta algún papel en el piso, o mesas manchadas o incluso muebles con un aspecto un tanto descuidado.

Una de las causas desencadenantes de la misofobia está muy relacionada con la entomofobia o el temor a los insectos, o incluso con la fobia a las cucarachas. Estas fobias están muy relacionadas, y son muy comunes; de hecho, algunos insectos, como las cucarachas, son símbolo de suciedad y descuido; por esta razón, la presencia de estos insectos podría desencadenar la misofobia.

Otra causa que genera esta fobia está muy relacionada con los trastornos obsesivos compulsivos, o Toc. Este tipo de trastorno hace que la persona cumpla rutinas diferentes de acuerdo a un orden preestablecido por ella misma. En este campo también entra la obsesión por la limpieza.

Una de las razones por las que también se desarrolla esta fobia está relacionada con el contagio de las enfermedades. Si bien es necesario cuidar la salud y tomar medidas preventivas para ello, Las medidas extremas pueden desencadenar en una obsesión por cuidarse, al punto de generar la fobia.causas de la misofobia

Otro desencadenante de dicha fobia también pueden ser traumas relacionados con la suciedad; tal vez estar en espacios cerrados y poco limpios, o en sitios muy poco higiénicos. Como vemos, existen múltiples causas para desarrollar misofobia.

Otra de las causas frecuentes está relacionada con la educación. En este sentido, padres que son obsesivos con la limpieza pueden causar algún trauma, lo que daría origen a esta fobia. De esta manera, los padres, al enfocarse en lo malo de la suciedad, le transmiten dichas nociones a sus hijos, por medio de estrictas reglas sobre limpieza e higiene, llegando a prohibir incluso cualquier contacto con elementos con que se podrían ensuciar.

Al crear estrictas reglas sobre el orden y la limpieza, los padres están modelando la conducta de sus hijos; al controlar todos los aspectos de su vida, muchos de ellos, cuando llegan a ser adultos, crecen con las mismas preocupaciones, y de esta forma, pueden desarrollar esta fobia.

Condiciones sociales

Una de las cosas que más afecta a los misofobos son las condiciones sociales. Es decir, que tomarán medidas extremas para cuidarse, evitando incluso el contacto con otras personas. Esto también puede desencadenar en otras fobias sociales. O incluso fobias raras.protección a la suciedad por misofobia

En este sentido, la interacción con otras personas será limitada. Pues el que tiene esta fobia incluso puede llegar a aislarse, evitando salir de su casa y más allá del entorno que le rodea debido a la suciedad que hay.

Como ya dijimos, estas personas evitarán transitar por lugares que representen la decadencia y suciedad, y serán muy meticulosos tanto con su higiene personal así como la limpieza de todo su entorno.

Esto también podría llegar a desarrollar un trastorno obsesivo compulsivo, lo cual es un grave problema para las personas que padecen de dichos trastornos.

Características

La característica principal de la misofobia, como su mismo nombre lo indica, es el miedo a la suciedad, a la mugre. En este sentido, la persona evitará entrar en contacto, e incluso puede tener ciertas reacciones ante los elementos que le causen la fobia.

Otra característica de la misofobia tiene que ver con la compulsividad por la limpieza. Puede que, aunque los objetos estén limpios, la persona la limpie una y otra vez. Hay que tener en cuenta que la misofobia también afecta los sentidos.

Esto quiere decir que los misófobos no solo se preocuparán por el aspecto de pulcritud de los objetos; también se darán cuenta del olor. En otras palabras, la misofobia también afecta al sentido del olor, pues las personas también tendrán reacciones repulsivas contra los malos olores.resultados de la misofobia

Por lo tanto, estas personas pueden llegar al extremo de usar guantes e incluso tapabocas para evitar cualquier contagio, así como evitar los malos olores. También, como ya hemos mencionado, estas personas desarrollan una obsesión por la higiene personal, y llegan a desechar aquellas prendas de vestir que puedan tener manchas que no se pueden quitar.

Ahora bien, ¿qué se puede hacer para tratar este trastorno, y cuáles son sus síntomas? Veamos a continuación algunos aspectos importantes para conocer más sobre la misofobia. De esta manera, podremos comprender mejor a quienes la tienen.

Síntomas de misofobia

Ahora bien, ¿cómo se puede reconocer a una persona con misofobia? En primer lugar, hay que tener en cuenta que es importante mantener el orden y la limpieza para gozar de buena salud, y sobre todo que es una característica inherente del ser humano.reacciones a la misofobia

Además, todos podemos pasar por episodios de estrés ante la suciedad, sin embargo, hay personas que la toleran muy bien. Estos episodios no se deben confundir con misofobia. Esto se debe a los síntomas que se manifiestan van más allá de una reacción de asco.

Así que para conocer cómo reacciona una persona con misofobia, hay que conocer los síntomas. Por esta razón, a continuación mostraremos dichos síntomas; de esta manera sabremos bien si estamos ante una persona que sufre de misofobia, y sobre todo, cómo podemos ayudar ante esta situación.

Grados de misofobia

Hay que tener en cuenta, en primer lugar, que hay varios grados de misofobia. Esto está relacionado con los niveles de tolerancia a los que se expone la persona en cuanto a la suciedad.

Así, hay un nivel de misofobia leve. Esto quiere decir que la persona puede tolerar ciertos niveles o grados de exposición a elementos que simbolicen la suciedad. Un ejemplo de ello es que la persona pueda entrar a baños públicos, o incluso hospitales, que son lugares contaminados.

Por otro lado, el nivel más fuerte presenta todos los síntomas, a tal punto que la persona literalmente se paralice del miedo. Ahora bien, veamos los síntomas que se presentan, tanto en los niveles leves o bajos, así como en los grados más elevados de misofobia.Medidas de la misofobia

Ante una situación que pueda desencadenar un episodio de misofobia, los síntomas que se manifiestan son las siguientes:

Aumento del ritmo cardíaco. El corazón se acelera y los latidos se hacen más fuertes.

Sudoración. La persona comienza a sudar en exceso. Esto también está acompañado de temblores y dificultad para respirar. Incluso la persona puede tener una sensación de ahogo o asfixia.

Otros síntomas físicos son las nauseas, el mareo, e incluso dolores en el estomago, que podría ser causa de vomito. Además, estas sensaciones pueden llegar al punto de que la persona se desmaye.

La falta de equilibrio también es un síntoma de la misofobia. Pero también la persona puede vivir episodios de desrealización y despersonalización. Esto quiere decir que la persona perderá la noción de su realidad.

Tambien Te Recomiendo Leer:

Uno de los síntomas más graves del misofobico que se producen es que la persona desarrolla el miedo a perder el control o la cordura. Esta es una manifestación fuerte de todos los episodios fóbicos, así como también el miedo a morir.

Además, otro de los síntomas es la sensación de parálisis, que se caracteriza por el entumecimiento de las extremidades y un hormigueo intenso conocido como parestesia. Otros síntomas que se manifiestan son los escalofríos.

Hay que destacar que estos síntomas pueden aparecer todos en su totalidad, o solo unos cuantos. Como ya hemos señalado, estos están relacionados con el grado de la fobia que la persona haya desarrollado.

Así, un grado de misofobia intenso puede desencadenar un brote de desesperación que se caracterizaría por la paranoia, lo que lleva a la persona a reaccionar de una manera irracional e ilógica, manifestando los síntomas más graves, estos son: miedo a morir, pérdida del control total de sí mismo o pérdida de la cordura.

Además, estos síntomas, como ya hemos mencionado, también están relacionados con el desarrollo de trastornos obsesivos compulsivos. Pero, ¿de qué se trata este trastorno?

Misofobia y trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Como ya hemos mencionado en varias oportunidades a lo largo de este artículo, la misofobia está muy relacionada con el trastorno obsesivo compulsivo. De hecho, se puede decir que este trastorno desarrolla la misofobia, y la misofobia desarrolla este trastorno.terror a la suciedad o misofobia

Como se ve, es una relación recíproca y una combinación que afecta en gran manera a quien la padece. La razón está en que, la persona que sufre de misofobia o fobia a la suciedad, para mantener todo limpio, procura limpiar constantemente; así como protegerse de la exposición a agentes que podrían contaminarlo, como los gérmenes, por ejemplo.

Por esta razón, una de las manifestaciones de la misofobia y el trastorno obsesivo compulsivo es lavarse las manos después de saludar, usando gel antibacterial, por ejemplo; o evitar el contacto directo usando guantes, o incluso tomando con servilletas vasos, cucharas y otros utensilios que no sean de su propiedad. Incluso si estos están limpios.

Incluso, la misofobia puede desencadenar en un trastorno obsesivo compulsivo cuando la persona suele lavar los objetos más de una vez, aún estando estos ya limpios. Como se puede ver, hay una relación entre la fobia y el trastorno.

Por esta razón, no es algo que se deba tomar a la ligera. Así que conocer las reacciones y los síntomas puede ayudar a conocer bien el problema e identificar la fobia, y así, al conocer las causas del comportamiento de la persona, se puede brindar la ayuda necesaria.

Pero antes de hablar sobre ello, debemos saber cuáles son las consecuencias o efectos que tiene sobre la vida de las personas su comportamiento relacionado o desencadenado por la misofobia.

De hecho, las personas que tienen estos síntomas, muy pocas veces son conscientes de lo que hacen; de hecho, como se comentó, podría llegar a disociarse de su realidad, y perder la noción de la misma, por lo que, en ciertas ocasiones, no medirá las acciones de sus actos.

Consecuencias de la misofobiareacciones a la misofobia

Las consecuencias de la misofobia están en relación con la gravedad de la misma, así como de la actitud de las personas ante su propia fobia. Esto quiere decir que, mientras las personas nieguen su problema, más difícil será afrontarlo.

Una consecuencia o efecto directo tiene que ver con sus relaciones interpersonales. En ciertas culturas, estrechar la mano es un símbolo de saludo y respeto. Al negarse la persona a hacerlo, le estaría mostrando falta de respeto a su interlocutor, sobre todo cuando no se conocen.

Este aspecto cultural no tiene grandes consecuencias cuando se trata de amigos, pero cuando se trata de relaciones públicas, podría tener consecuencias graves, pues la otra persona puede considerarlo como una falta de respeto, e incluso como un insulto.

Más aún, si la persona se limpia las manos usando gel antibacterial, daría a entender a su interlocutor que siente cierta aversión por el contacto humano. Estas son características de alguien que, si bien no ha desarrollado un grado grave de misofobia o fobia a la suciedad, está en camino a ello.

Por otra parte, la persona con misofobia o fobia a los germenes puede encerrarse en su propio mundo, y esto puede ocasionar que desarrolle una aversión extrema al contacto con los demás. Por lo tanto, puede tomar medidas muy drásticas, que culminan al aislamiento.

Por eso, la persona termina encerrándose en su propia casa, evitando también el contacto con los demás, por lo que rechazará las visitas de otros. En este caso, estamos hablando de un caso extremo de misofobia.

También, evitará lugares públicos donde hayan muchas personas, pues si bien puede tolerar hasta cierto punto el contacto con otros, en lugares atestados de gente, puede desencadenar reacciones adversas, es decir, tener un ataque misofóbo.

De hecho, se han comprobado casos reales de aislamiento a causa de este problema, que algunos especialistas han catalogado incluso como de enfermedad. Por esta razón, una de las formas de combatir el problema, es que la persona asuma su propia condición, y busque la ayuda adecuada para superar sus miedos y temores antes de que sea tarde.

Así que, a continuación, mostraremos lo que pueden hacer familiares y amigos, pero también lo que puede hacer la misma persona afectada para poder superar su propia condición. Al tener las herramientas apropiadas, la persona podrá recuperarse, y aun si todavía la persona no llega a superar su propio miedo, al menos tendrá las herramientas necesarias para hacerle frente y poder superar dichos episodios.

Lo más importante, en estos casos, es que la persona pueda reintegrarse en la sociedad y pueda llevar una vida tranquila, sin tener que preocuparse tanto por sus problemas y su condición. Por esta razón, examinaremos a continuación los diferentes tratamientos que existen en la actualidad para combatir y sobrellevar la misofobia.

Tratamiento de la misofobia

Antes de determinar el tratamiento adecuado, la persona debe someterse a un estudio riguroso para determinar su propia condición. Esto quiere decir que las personas que tienen misofobia deben acudir con un especialista. De esta manera, tendrá una noción real de sus verdaderos problemas.terapia para la misofobia

Una vez hecho, el especialista determinará qué tipo de tratamiento debe seguir. Por lo general, estos tratamientos son a nivel psicológico, y en pocas ocasiones incluye fármacos. Sin embargo, veamos algunos de los tratamientos modernos para tratar la misofobia o fobia a los germenes.

Ahora bien, para determinar el tratamiento específico, dijimos que un especialista debe examinar a la persona en cuestión. Pues bien, hay que tener en cuenta que, en este caso, debe ser un psicoterapeuta, pues tendrá las herramientas necesarias para realizarlo. De acuerdo a su diagnostico, procederá a implementar alguna de estas terapias:

Terapia cognitiva-conductual

En este caso, el terapeuta intenta modificar la conducta, o conductas de la persona o paciente, en este caso. Para ello, lo hará confrontando al mismo paciente a estímulos relacionados con la misofobia, en este caso, a la exposición de gérmenes.

El propósito de esta terapia es ayudar a que el paciente controle su ansiedad; y que sus pensamientos negativos y además irracionales que están relacionados con la fobia, se trasnformen o cambien en pensamientos positivos y más realistas. Es decir, que la persona cambie su percepción y llegue a percibir la realidad tal como es.

Para que esta terapia funcione, en muchas ocasiones va acompañada por otra terapia, conocida como terapia de exposición. De esta manera, el paciente podrá poner en práctica lo que ha aprendido acerca de su fobia, y así exponerse a los elementos que le causan terror para saber cómo reacciona.

reacción misofobia a ropa sucia

stained shirt

Terapia de exposición

Como ya mencionamos, esta terapia, muchas veces va seguida de la terapia cognitiva conductual. En la terapia de exposición, el paciente será expuesto a los estímulos que le provocan los síntomas.

Claro, para ello, se hará de una manera gradual, provocando estímulos leves en sesiones cortas, que con el paso de la terapia van aumentando. De esta manera, el terapeuta podrá ver las reacciones y la evolución del paciente para determinar cuánto tiempo durará la terapia.

Ahora bien, cuando el paciente logra enfrentar sus miedos, la ansiedad disminuye, y los síntomas también van desapareciendo, pues al comprender la realidad, la persona ya no sufrirá de dichos ataques.

Durante toda esta terapia, el terapeuta debe estar muy atento al paciente, y lo guiará durante todo el procedimiento; estará atento a su evolución, y también debe estar atento a los límites de tolerancia del paciente; así evitará efectos adversos a la terapia y lo ayudará a controlar la ansiedad y su miedo a los germenes.

Técnicas de relajación

como reacciona una persona a la misofobia

Durante las sesiones de terapia, también es importante incluir técnicas de relajación. Estas técnicas ayudarán al paciente a evitar la ansiedad que pueden causarle situaciones estresantes.

De esta forma, podrá disminuir la ansiedad, y encontrar maneras de evitar los ataques de pánico en momentos que tenga que enfrentarse con los elementos que provocan su propia fobia.

En este sentido, la persona, o el paciente logrará encontrar su equilibrio, y guiar su mente y sus pensamientos hacia puntos positivos que le puedan causar una sensación de paz y tranquilidad. De esta forma, técnicas de respiración, así como la meditación, e incluso la práctica de yoga contribuirá al desarrollo del paciente.

Tratamiento farmacológico

Si bien es un punto al que no se quiere llegar, cuando la situación es muy estresante para el paciente, el terapeuta puede indicar o recetar un tratamiento farmacológico que ayude a la persona a contrarrestar los ataques de ansiedad.

Claro está, estos tratamientos serán por el tiempo determinado por el terapeuta mientras la persona logra, con el tratamiento psicoterapéutico, vencer su temor. Por eso, se verá como un recurso, y no como una salida.

Apoyo familiar

Si bien no se trata de una terapia en sí, es importante el apoyo de la familia para que el paciente pueda recuperarse. Cabe destacar también que el apoyo también tiene que ver mucho con la comprensión y tolerancia, y por lo tanto, la paciencia que deben tener los familiares al tratar con su pariente que lucha con la misofobia.

De esta manera, con todos estos recursos a su alcance, más el apoyo y comprensión de sus seres queridos, el paciente se sentirá motivado a seguir adelante y superar sus temores; de esta manera podrá afrontar y vencer sus propios miedos.

¿ Le tienes fobia a los microbios ?, conoce un poco de ellos.

Dejame Tu Comentario