Gerontofobia: Conoce su significado y mucho más

Muchas personas consideran a las personas mayores con mucho respeto y consideración. De hecho, aprovechan el caudal de sabiduría y experiencia que han acumulado con el paso del tiempo, y les gusta escuchar sus historias y vivencias. Sin embargo, también existen aquellos que tienen o sufren de gerontofobia.gerontofobia

Esta es una fobia que indica temor o miedo irracional hacia las personas mayores, o ancianos. Como veremos más adelante, una de las razones por las que llegan a generar esta fobia, o aversión, se debe a que consideran o relacionan la vejez con la decadencia e incluso con la desidia.

Así que estaremos analizando un poco más qué es lo que causa esta fobia, lo que en realidad significa, y cómo puede afectar a las personas, tanto quien la tiene, pero también a los mayores, pues hay quienes asocian esta fobia con la discriminación.

Tambien Te Recomiendo Leer:

Significado de gerontofobia

Ahora bien, para entender un poco más el término, y lo que este implica, descifraremos el significado de gerontofobia. Como bien es sabido, la palabra fobia proviene del griego, y se refiere al temor desmedido o irracional que puede sentir una persona.miedo a la gente mayor o gerontofobia

Ahora bien, este temor o miedo irracional está conducido o canalizado, ya sea a objetos, o personas, como la xenofobia, o a otros tipos de fobias. Sin embargo, en este caso, se canaliza a las personas mayores, o de edad avanzada. Esto es lo que significa la otra palabra que compone el término: gerontos, persona mayor, o vieja.

De esta manera, gerontofobia, significa precisamente, como ya mencionamos, temor o miedo irracional a las personas de edad avanzada. Ahora bien, ¿cuáles son las causas que desencadenan dicha fobia? Las veremos a continuación.

Además, hay que tener en cuenta que esta fobia también está relacionada con la fobia a envejecer, y también podría tener alguna relación con la dismorfofobia. Pero analicemos a continuación algunas de las causas que generan esta fobia en particular.

Causas

Existen diversas causas que ocasionan el desarrollo de la gerontofobia. Una de ellas, y con la que se suele relacionar con mayor frecuencia, es con el propio miedo que tiene cada quien de envejecer. Es decir, las personas que desarrollan esta fobia también desarrollan un miedo irracional a envejecer.

Esto por un lado, por el otro, también se deriva o surge por traumas relacionados con malos tratos por parte de los abuelos. En este sentido, las personas con gerontofobia crecen con la idea de que, de la misma forma cómo lo trataron sus parientes, en este caso, sus abuelos, así actuarán todas las personas mayores.

Tambien Te Recomiendo Leer:

Se puede decir, por lo tanto, que esta es una actitud predispuesta debido a las malas experiencias. De esta forma, la persona que tenga esta fobia, verá a todos los ancianos como personas malas y gruñonas que siempre estarán de mal humor, y esto, por supuesto, le aterrará.que es la gerontofobia

Por otro lado, la pérdida de seres queridos, como los abuelos, también es causa de que se genere o desarrolle la fobia. Esto debido a que, al perder a los abuelos, si estos son muy queridos, la persona puede relacionar la vejez con la muerte.

Por lo tanto, procurará no aferrarse a las personas de mayor edad, al punto de que, de manera progresiva, se desarrolle la fobia. Ahora bien, estos son factores importantes que generan la gerontofobia. Sin embargo, hay que tener muy claros los usos de los términos, y saber distinguir la gerontofobia de la discriminación.

Esto se debe a que una persona que solo discrimine a las personas ancianas podría alegar que tiene gerontofobia; sin embargo, su patrón de conducta no lo demuestra. Esto se puede descifrar a través de los síntomas.

Síntomas

Los síntomas de la gerontofobia son varios, y estos son característicos en otras fobias. Esto quiere decir que la mayoría de las reacciones fóbicas comparten los mismos síntomas. Como veremos más adelante, esto es lo que diferencia la discriminación de la fobia.

Los síntomas que se presentan son:causas de la gerontofobia

Ansiedad al estar cerca con una persona mayor. Incluso, esta se puede presentar con tan solo la idea de que la persona tenga que tener contacto con la persona mayor. Además de la ansiedad también puede producir estrés.

Como consecuencia, Esto también produce sudoración, además de temblor en las extremidades del cuerpo, resequedad en la boca, y también, puede generar incapacidad para hablar.

Por otro lado, otros síntomas que podemos señalar son: mareos, nauseas, dolores estomacales, e incluso se pueden presentar casos de vómitos y desmayos. Además, la persona no será capaz de pensar con claridad, y buscará alternativas para evitar el encuentro.

Hay que señalar que todos estos síntomas se pueden presentar en conjunto, o alguno de ellos. Todo depende del grado o nivel de la fobia, es decir, si esta se presenta en un grado mayor, o es leve.

Por otro lado, hay personas que, aunque tienen la fobia, cuando esta es de un grado leve, pueden tolerar cierta cantidad de tiempo con la persona anciana. Ahora bien, como ya hemos dicho, la gerontofobia es el miedo o terror irracional hacia las personas mayores, pero muchos confunden la fobia con la discriminación. Sin embargo, como hemos visto, la persona presenta una reacción involuntaria ante la presencia de una persona de mayor edad.

Gerontofobia y discriminación

Como íbamos diciendo, hay quienes confunden y asocian la gerontofobia con la discriminación y la intolerancia. Si bien hay casos en que esto puede ser así, hay que tener en cuenta que la fobia es causada por diversas situaciones que pusieron al límite a quien la tiene. Por lo tanto, el miedo que muestra es irracional y escapa de su control, aunque se puede tratar, como veremos más adelante.temor a envejecer y gerontofobia

Por otro lado, la discriminación se relaciona más con el odio que con el miedo de las personas hacia otro grupo social o étnico. Si bien hay un debate al respecto, una persona con fobia no reacciona de igual manera que una persona que sienta odio.

Así, la discriminación se debe a varios factores, la mayoría de ellos sociales. Es decir, quien discrimina a las personas mayores lo hace debido a que piensa que estas son una carga, que generan gastos innecesarios, y además, son personas que no son productivas.

Por lo tanto, la discriminación se hace evidente cuando se les llama o califica a este grupo de personas con epítetos que degradan su condición humana; también, se les puede violar sus derechos más fundamentales, sin importarle a la persona lo que estas sientan o sus problemas, ya sean de salud o económicos.

Como vemos, existe una gran diferencia entre intolerancia y fobia, aunque hay quienes alegan que la fobia puede derivar en discriminación, en muchos casos, con un buen tratamiento, la persona que tenga la fobia la pueda superar.

Gerontofobia y miedo a la vejez

Hay quienes piensan que la gerontofobia es el miedo a la vejez, aunque esto en realidad no es del todo cierto. El temor al envejecimiento es gerascofobia. Como se puede ver, son dos cosas distintas, pero que están muy relacionadas.la gerontofobia

Las personas con gerontofobia pueden desarrollarla debido a que se proyectan en las personas de edad avanzada, es decir, que cuando las ven piensan que serán iguales a ellas, además de tener que lidiar con las enfermedades y los achaques propios de la edad.

Por lo tanto, genera temor hacia ellos, y también puede desarrollar en el futuro gerascofobia. Ahora bien, las consecuencias de esto repercuten en varios sentidos en la vida de la persona, tanto en su entorno social, como en sentido económico.

Esto se debe a que la persona evitará a toda costa envejecer, y para ello, gastará mucho dinero en productos cosméticos, se realizará cualquier tipo de tratamientos para mantenerse joven y saludable, algunos de ellos de procedencia dudosa que podría tener graves consecuencias en su salud, y también en su economía.

En este sentido, gastará la cantidad de dinero que sea necesaria incluso para aplicarse cirugías estéticas, y esto le llevará a adquirir deudas que, con el paso del tiempo, no podrá pagar. Como vemos, se trata de algo que se debe tomar en serio.

Por otro lado, el entorno social de la persona se verá afectado. Esto se debe a que no podrá compartir con sus seres queridos, y sobre todo con sus abuelos. Hay que tener en cuenta que, aunque la persona tenga esta fobia, no quiere decir que no quiera o ame a sus abuelos.

Claro, todo esto también dependerá del entorno social en el que haya crecido, y la crianza que haya recibido. Como ya dijimos, a pesar de que quiera a sus abuelos, algún evento, o reacción puede desencadenar la fobia.

Efectos psicológicos de la gerontofobia

Como todas las fobias, la gerontofobia también tiene consecuencias. Ya hablamos de algunas de ellas en cuanto al entorno social y familiar, pero ¿qué otros efectos puede causar la gerontofobia? Veamos algunos de ellos a continuación.

En primer lugar, puede crear confusión. La persona con esta fobia, al no saber cómo se desarrolló, y mucho menos cómo manejarla, se sentirá confundida, sin saber qué hacer. Por esto, es necesario recibir la orientación debida.consecuencias gerontofobia

Por otro lado, puede generar sentimientos de profunda tristeza y frustración. Estos sentimientos se dan aún más en aquellos que tienen familiares mayores, como padres o abuelos, al no poder estar con ellos o sentir el miedo que les invade apenas se acerca.

Para muchas personas, la comunicación con ellos es importante. De ahí la frustración de no ser capaz de entablar una conversación. La persona con la fobia, por más que lo intente, tendrá dificultades para hilar las ideas y hablar de manera coherente.

Como vemos, la relación se ve muy afectada, pues ambos se sentirán frustrados e incluso tristes. Ahora bien, la persona anciana tal vez llegue a pensar que la otra persona siente odio o asco hacia ella.

Esto aviva más los sentimientos de inutilidad que tal vez le puedan estar embargando. Hay que tener en cuenta todos los escenarios posibles, y muchas personas, cuando llegan a la vejez, a partir de cierta edad necesitan de la ayuda de otros.

Por esta razón, una actitud inapropiada les puede indicar o hacer creer que son indeseables, y considerarse un estorbo. Esto, por supuesto, les baja la autoestima. Aunque la realidad sea otra, si no se aclara el asunto, surgirán problemas más graves.

Tambien Te Recomiendo Leer:

En muchas ocasiones la persona se puede aislar para no tener que lidiar con situaciones que tengan que ver con tratos con personas ancianas. De esta forma, va creando una burbuja, por así decirlo, que puede llegar al extremo de no salir de casa para evitar cualquier contacto con ellas.

Además, también evitará mirar fotografías o imágenes de personas mayores, pues esto también podría desencadenar los ataques fóbicos. Así, la persona se puede quedar totalmente sola, y por supuesto, se da pie para que surjan otras fobias.gerontofobia y discriminación

Esto en el extremo de los casos, sin embargo, hay que tener en cuenta que actualmente existen tratamientos terapéuticos para combatir las fobias. De esta manera, la persona puede superar su miedo irracional, y volver a tener una vida sana y equilibrada.

Por esta razón, veamos cuáles son los tratamientos y los procedimientos que se siguen para superar este tipo de fobias, y lo que la persona puede hacer para controlarla y evitar que vuelva a surgir.

Tratamiento

Ahora bien, algo que hay que tener bien claro es que la persona, al sentir los síntomas, debe acudir de inmediato a un especialista. La evaluación determinará si se trata de una fobia o de otra reacción a ciertas situaciones que generan estrés.

Como dijimos anteriormente, hay quienes creen que la gerontofobia y la discriminación son lo mismo; pero como ya hemos analizado, si bien una puede derivar en la otra, existen muchas diferencias entre una persona que discrimine a los ancianos y la que les tiene miedo.

Por otra parte, las personas que sufren de gerontofobia ni siquiera saben qué es lo que tienen, y no entienden cómo ha podido surgir el miedo. Hay quienes creen que el miedo o la fobia surge de la nada; no obstante, todas las fobias tienen sus causas, aunque estás estén en lo más profundo del subconsciente, surgen a la luz cuando la persona está sometida a una situación muy estresante.

También los traumas son causantes de la gerontofobia. Por esta razón, la persona que sienta este miedo irracional debería acudir a un psicólogo o psiquiatra para determinar su condición y así recomendar el tratamiento adecuado.

Terapia conductualgerontofobia y juventud

El propósito de este tratamiento es modificar el comportamiento o la conducta de la persona. De esta manera, el paciente logrará enfrentarse a aquello que le causa temor y ansiedad, y reaccionar de manera favorable.

Esta terapia requiere tiempo, pero con la ayuda del psicoterapeuta, más el empeño que tenga el paciente de superar su fobia se puede superar. Est tipo de terapias incluyen técnicas que gradualmente irán aumentando de nivel.

Se estimula la parte cognitiva, es decir, los pensamientos, y se va generando cierto grado de estrés que, con el paso del tiempo, se va aumentando para así saber el punto de tolerancia de la persona y poder, de esta manera, reforzar las debilidades.

Terapia de choque

Esta va a la par con la terapia conductual. Una vez la persona esté consciente de su situación, y después de entrar en confianza y tener cierto grado de seguridad, se puede comenzar con esta terapia.

Ahora bien, esta consiste en exponer a la persona, de manera gradual, a los elementos que le producen los ataques de la fobia, en este caso a las personas mayores. De esta manera, generando cierto grado de estrés, el terapeuta conocerá los niveles de tolerancia del paciente, y así comenzar el tratamiento.

Por este motivo, comenzará con una fotografía de una persona mayor. Dependiendo de la reacción, conducirá la terapia de acuerdo a la evolución del paciente; así, comenzará con una fotografía, con imágenes, vídeos e incluso audios para que la persona se vaya acostumbrando; y finalmente, entrar en contacto con una persona mayor.gerontofobia y capacidades

Terapia farmacológica

Aunque hay especialistas que prefieren no recomendar fármacos, o prescribirlos, en ciertas ocasiones será necesario para disminuir los niveles de estrés y ansiedad. Hay que tener en cuenta que la fobia también puede producir malestar físico, tales como dolores de cabeza y estomacales; pero también puede producir insomnio e incluso pérdida del apetito.

Por esta razón, si el terapeuta lo considera necesario, prescribirá una dosis adecuada de fármacos, ya sea para controlar la ansiedad y los ataques de nervios, o ya sea para poder dormir.síntomas gerontofobia

Claro está, se debe tener mucho cuidado con este tipo de tratamientos, y siempre se debe seguir las instrucciones del terapeuta o el médico, pues muchos de ellos son fuertes y pueden causar adicción, o efectos secundarios.

Por esta razón, no se recomienda la automedicación, ni el consumo de fármacos sin la supervisión del especialista, pues se podrían crear más problemas de los que ya se tienen.

Ahora bien, puede que solo se necesite hacer un tipo de terapia, pero en ocasiones, el conjunto de varias resulta más efectiva, pues la persona progresará mucho más rápido, y podrá tener bien claras las nociones de la realidad y así superar sus miedos.

Gerontofobia y miedo

Ahora bien, hay que distinguir dos conceptos que también suelen confundirse. La gerontofobia es el temor o miedo irracional a las personas ancianas. Esto quiere decir que la reacción de alguien con esta fobia será la misma cuando esté frente a una persona envejecida, no importa el parentesco, la raza o color de piel.evolución gerontofobia

Es un miedo que la persona no puede describir, ni mucho menos racionalizar. Esto no es lo mismo que tener miedo de un pariente o una persona de mayor edad por diversas causas. Por ejemplo, alguien puede tenerle miedo a un individuo de edad mayor por alguna razón, pero puede sentirse bien con otros.

En el caso de los niños, estos pueden tenerle miedo a la “gente vieja” si su actitud no es la adecuada hacia ellos, pero pueden querer a sus abuelos. Este mismo ejemplo se puede llevar a múltiples casos, y tiene que ver más con la actitud y el trato de las personas en las relaciones interpersonales.

En otras palabras, el miedo simple es focalizado, es decir, una persona en específico es el que lo provoca, y el miedo está dirigido solo a esa persona; en cambio, la fobia abarca a todo el conjunto, o grupo de persona.

Por esta razón, es importante diferenciar entre gerontofobia y el miedo que puede sentir alguien hacia una persona en concreto, o varias, del grupo del que estamos hablando, en este caso, de las personas ancianas.

La psicología y la gerontofobiagerontofobia y discapacidad

Como hemos visto, la fobia se puede considerar como una enfermedad, pues afecta de manera significativa en la vida de aquellos quienes la tienen. Sin embargo, a diferencia de las enfermedades corporales, el centro, o mejor dicho, el origen de las fobias está en la psique de las personas, es decir, en su mente.

Por esta razón, si bien tiene manifestaciones físicas, como el origen del problema radica en la mente, la solución está en la mano de los psicólogos. De esta manera, los psicólogos, así como los psiquiatras, se han interesado en estudiar y tratar todo tipo de fobias que existen, como la eritrofobia, por ejemplo.

Al determinar la fobia, el especialista investigará y aportará las herramientas necesarias para ayudar a la persona, además de registrar el caso y hacerle seguimiento por un largo tiempo. La psicología, en estos casos, ayudará a las personas a superar sus miedos irracionales, y tener una noción clara de la realidad.

Para ello, como vimos en el apartado anterior, cuenta con una serie de herramientas para que el paciente pueda superar su temor. En estos casos, existen fobias que apenas se conocen por lo inusuales que son, o que son nuevas.

Cuando esto surge, los especialistas los evaluarán y determinarán si pertenecen a una fobia conocida, comprobarán si la sintomatología corresponde a las reacciones fóbicas, y el grado de tolerancia de dicha persona a su fobia.

Actualmente, existen personas que, aunque dicen tener una fobia, en realidad solo es un temor pasajero. Sin embargo, nadie está exento a desarrollar una fobia. Así, al contar con un registro confiable, los psicólogos sabrán cómo actuar en cada caso.

¿Gerontofobia o discriminación?terror a los mayores o gerontofobia

Cuando se llega a cierta edad, especialmente después de los cuarenta, a las personas les cuesta más conseguir empleos. Esto se debe a que la mayoría de empresas y empleadores prefieren contratar personas más jóvenes, pues consideran que estos tienen más capacidad laboral.

Por esta razón, hay quienes consideran que esto es una muestra de gerontofobia. Pero como ya hemos visto, existe una diferencia entre gerontofobia y discriminación. En estos casos, por lo tanto, podríamos hablar de discriminación laboral.

El hecho de que una persona envejezca no quiere decir que no sea capaz de desempeñar algunos trabajos. Claro está, su capacidad física se ve afectada, sin embargo, en el campo administrativo, e incluso en aquellas labores donde se requiere de especialistas, muchos de ellos están más capacitados, además de contar con la experiencia necesaria para dichas labores.

Por otro lado, una jubilación temprana también se podría considerar un acto de discriminación, a menos que la persona no esté en la capacidad ni tenga el deseo de seguir llevando a cabo su labor.

Lo cierto es que, en la actualidad, se considera a las personas mayores con menos capacidad para el trabajo, sobre todo con el desarrollo de la tecnología, pues muchos empleadores piensan que no son capaces de desenvolverse en los medios digitales modernos, aunque la realidad es otra.

Gerontofobia y la familiagerontofobia

El núcleo familiar también se ve afectado cuando uno de sus miembros tiene esta fobia. Esto tiene como resultado la incapacidad de compartir con sus seres queridos de edad avanzada, o de ayudarlos en caso de que lo necesiten.

Por esta razón, cuando la persona entra a terapia, requerirá el apoyo de todo su núcleo familiar para poder superar sus miedos. Al sentir dicho apoyo, será más fácil para el paciente recuperar la confianza, y dejar atrás el temor.

De esta manera, se podrá recuperar el equilibrio que se había perdido. Y en el caso de las relaciones con las personas mayores, esta podrá ser armoniosa y tranquila. Sabemos que en toda estructura familiar los abuelos juegan un papel muy importante. Por este motivo, al volver a compartir con ellos, la persona sentirá de nuevo que está completamente integrado a su familia.

Si bien es cierto que puede haber recaídas,  el tener conocimiento de sus miedos y cómo afrontarlos, ayudará mucho a superar estos momentos; además, ser sinceros con el grupo familiar servirá de apoyo cuando estos episodios ocurran.

Hay personas que son capaces de superar su fobia, pero hay otras que tienen que lidiar con ella día a día. Por este motivo, el respaldo de familiares y amigos es importante para que la persona pueda tener una vida sana, agradable y equilibrada.

Dejame Tu Comentario