Fotofobia: Significado, enfermedad, causas, síntomas y más

La fotofobia es una de las fobias más inusuales que existen en el mundo. Más que una aversión, también se considera una enfermedad. Ahora bien, hay distintas causas que la identifican como una fobia como tal y que la distinguen de una enfermedad que afecta la sensibilidad de los ojos.fotofobia

Pero, ¿qué es la fotofobia? ¿Cuáles son sus síntomas y cómo afecta a las personas que la padecen? A continuación mostraremos las causas, los efectos, el significado de esta enfermedad, sus posibles orígenes, y sobre todo, si existe un tratamiento para combatirla.

Así que empecemos por descubrir esta fobia inusual; de hecho, si hablamos de fobias inusuales o poco comunes, existen otras como la fobia a las palabras largas o la fobia a los botones. Además, hay que tener en cuenta que lo que caracteriza a todas las fobias es el miedo o terror irracional a ciertos objetos o elementos, tales como las agujas, por ejemplo.

Tambien Te Recomiendo Leer:

Así que, teniendo en cuenta esto, veamos, entonces, cuál es el significado de la fotofobia, y lo que conlleva esta fobia.

Significado de fotofobia

Como la mayoría de las fobias, el origen etimológico de la palabra proviene del griego antiguo. Esta palabra está compuesta por dos: photos, que significa luz, y phobos, que significa miedo o terror.efectos de la fotofobia

Sin embargo, cabe destacar que esta palabra no solo designa a una fobia o aversión, sino a una enfermedad. De hecho, la definición médica de fotofobia es muy distinta a la que se le suelen designar a las demás fobias.

Esto, como vemos, va más allá de una aversión, pues la fotofobia se relaciona comúnmente con uno de los síntomas de alguna enfermedad ocular, o también por algún fallo en el sistema nervioso.

Por esta razón, hablaremos más de las enfermedades que la causan, y de los tratamientos médicos que se necesitan para sobrellevarla. Ahora bien, no se trata de una enfermedad que requiera de tratamiento psicológico o psiquiátrico, sino de medicamentos que hagan frente a su enfermedad.

Así, que conozcamos un poco mejor esta extraña enfermedad, y cómo afecta la vida de quienes la padecen. De esta forma, al estar conscientes de ella, podremos ayudar a los pacientes, sobre todo si se trata de familiares y amigos.

Tambien Te Recomiendo Leer:

Enfermedad de la fotofobia

Como ya mencionamos, la fotofobia ocular es una enfermedad más que una fobia. Sin embargo, se le cataloga como fobia debido a que anteriormente se pensaba en realidad que las personas que la padecen le tenían terror a la luz.

Sin embargo, con los nuevos avances de la ciencia, sobre todo en el campo de la medicina, se ha podido determinar que se trata más de una enfermedad que de un trastorno fóbico. Sin embargo, tampoco hay que destacar lo segundo.

Como ya mencionamos, hay quienes tienen fotofobia debido a una condición genética, como los albinos; otros debido a problemas con el sistema nervioso o problemas con la visión. Sin embargo, hay quienes sí desarrollan la fobia como tal debido a diversas causas.

La más frecuente se debe al encierro prolongado. Al no acostumbrarse a la luz natural, las personas que tienen fobias sociales, como la agorafobia, por ejemplo, suelen desarrollar cierta sensibilidad a la luz natural.

De hecho, las personas que tienen fotofobia viven encerrados completamente; es decir, no le permiten el paso a la luz natural a su casa; por lo tanto, todas las puertas y ventanas se mantienen cerradas o con cortinas.características de la fotofobia

De hecho, cuando se exponen a la luz natural, e incluso artificial causa fotofobia intensa, esto conlleva una serie de síntomas de las que hablaremos más tarde. Ahora bien, ¿Cómo se origina la fotofobia? Veamos.

Origen de la fotofobia

Al igual que muchas enfermedades, la fotofobia se puede desarrollar con el tiempo, sin embargo, existen excepciones, como el albinismo. Las personas albinas por lo general no toleran la luz natural, pues esta puede causar daños en sus ojos.

Esto se debe a que no pueden procesar bien la luz, debido a que el iris no puede realizar su labor eficientemente filtrando la luz, o mejor dicho, la luminosidad. Estos efectos también lo pueden desarrollar otras personas debido a diferentes causas, como veremos a continuación.

Causas y síntomas de la fotofobia

Ahora bien, la fotofobia, o sensibilidad a la luz se deben a múltiples causas, algunas, como hemos visto, pueden ser congénitas, otras se pueden desarrollar con el paso del tiempo, debido a una enfermedad visual; y en otras ocasiones se debe a tratamientos y operaciones que podrían afectar la sensibilidad a la luz.

Veamos primero las causas, y después analizaremos un poco más los síntomas de la fotofobia. Así, conocer más sobre esta enfermedad nos ayudará a saber incluso si nosotros también la padecemos.

Causas

Las causas de la fotofobia son varias. Ya mencionamos las enfermedades congénitas; sin embargo, veamos otras causas, que suelen ser las más frecuentes para que se produzca la fotofobia.

Algunas de ellas pueden ser por causa de una infección ocular, como el glaucoma, o el orzuelo, y otras que afecten al ojo.También están las hemorragias subaracnoideas, así como las quemaduras en los ojos; de hecho, estas son las principales causas de la fotofobia.causas de la fotofobia

Otras causas de la fotofobia son las migrañas; de hecho, existe una relación muy estrecha entre la fotofobia y el dolor de cabeza; también la encefalitis y la conjuntivitis son causantes de la fotofobia.

Otras causas también están relacionadas con enfermedades oculares, como la iritis, o inflamación del iris; también la úlcera de córnea y las cataratas son causas frecuentes de la fotofobia.

Entre otras causas también están el chikungunya, así como el uso de algunos medicamentos que pueden afectar todo el aparato visual; de hecho, algunos anticonceptivos también tienen como efectos secundarios la fotofobia.

Como se puede ver, existen una serie de causas que ocasionan la fotofobia, o la sensibilidad a la luz. Por lo tanto, esta es una enfermedad que se puede originar con el paso del tiempo; o puede generarse en edades tempranas. De hecho, quienes tienen daltonismo también son propensos a tener fotofobia.

Fotofobia y dolor de cabeza

Como ya mencionamos, la fotofobia está relacionada con el dolor de cabeza. De hecho, los dolores constantes de cabeza, o migrañas, pueden afectar la visión, haciendo que esta sea muy sensible y no se pueda soportar.

Pero también puede suceder lo opuesto, es decir, la exposición prolongada a luces incandescentes puede desatar los dolores de cabeza, y con el paso del tiempo, generar fotofobia. Por esta razón, uno de los consejos que siempre se da para evitar la exposición prolongada a la luz incandescente es usar lentes oscuros.

De esta manera, también se puede usar los lentes para prevenir la fotofobia; además, en casos de migrañas fuertes, más allá de tomar píldoras para calmar el dolor, es recomendable visitar al especialista para determinar dichas molestias.fotofobia y el resplandor de la luz

Así, será posible descartar o no la posibilidad de que se tenga fotofobia. De hecho, hay personas que tienen esta enfermedad y tienen problemas con la sensibilidad a la luz, pero aún no lo saben; por este motivo, un diagnostico hecho a tiempo ayudará a prevenir y confrontar la enfermedad.

Además, otra de las causas, aunque suene muy raro, es la fotofobia por ansiedad. Esto quiere decir que la fotofobia también puede ser causada por episodios de ansiedad, que a la vez desencadenan estrés, y la respuesta del organismo a este puede ser variable, incluyendo la fotofobia entre sus consecuencias.

Por lo tanto, en este caso, se puede decir que la fotofobia producto de la ansiedad causada por el estrés. Aunque no parezca muy común, la verdad es que este es uno de los factores determinantes para la fotofobia.

Síntomas

efectos de la fotofobia

Ahora bien, ¿Cómo sabe alguien que tiene fotofobia? Pues bien, más allá de un diagnostico hecho por un especialista, también es importante estar atento a los síntomas que provoca la fotofobia.

A continuación, veamos algunos de ellos para descartar si poseemos este problema. También el conocer los síntomas nos ayudará a identificar si alguien de nuestro entorno lo padece, ya sean amigos o familiares.

Ahora bien, el síntoma principal, y el característico de la fotofobia es la sensibilidad a la luz. En este sentido, las personas no pueden tolerar la luz, ya sea artificial o natural. Por lo tanto, esto desencadenará, entre otros malestares, dolor de cabeza.

También se puede notar irritación en los ojos. En estos casos, la sensibilidad a la luz puede provocar que los ojos se irriten, y esto, a su vez, puede producir piquiña, lo que provocará, como reacción, que la persona se rasque para aliviarla.

Fotofobia en niños

Ahora bien, los niños también son propensos de sufrir fotofobia; sin embargo, esta no es permanente. Las causas de que los niños tengan fotofobia, sobre todo cuando están recién nacidos, es por el hecho de que tienen que adaptarse a la intensidad de la luz.

Por este motivo, es importante evitar exponerlos por períodos prolongados a luz muy brillante, ya que esto les podría afectar seriamente. Más bien, hay que hacerlo de forma gradual; a medida que vaya pasando el tiempo, el niño se irá adaptando a las diversas intensidades de la luz, hasta que pueda tolerarlas del todo.fotofobia en niños

También, otro síntoma, que se puede confundir con otros malestares e incluso enfermedades, o de hecho, puede ser un síntoma de ellas, son las excesivas molestias en diferentes partes o puntos del ojo. Así, la fotofobia sería un síntoma de otras enfermedades.

Diagnostico

Ahora bien, para determinar si alguien sufre de fotofobia, más allá de identificar los síntomas, también se necesita un diagnostico certero. Este debe ser hecho por un médico oculista u oftalmólogo.

De esta manera, se identificarán las causas que provocan la fotofobia, y se determinará el tratamiento adecuado para superarlo. De esta forma, se puede tratar la fotofobia, y en algunos casos, eliminar por completo este problema.

Tratamiento de fotofobia

Una vez hecho el diagnostico, es importante seguir el tratamiento recomendado. En algunos casos, la fotofobia puede ser de por vida, en el caso de los que sufren de daltonismo y albinismo, deben lidiar con este problema de por vida. Sin embargo, pueden sobrellevar este problema y así tener una vida normal.lentes para fotofobia

Por otro lado, si la fotofobia provoca jaquecas, o migraña, no solo bastará con tratarla con analgésicos; también es necesario saber con cuáles otras enfermedades están involucradas. Así, se puede disminuir los riesgos, e incluso, poder eliminarla por completo.

Tambien Te Recomiendo Leer:

Por eso, es importante conocer qué tipos de tratamientos naturales se pueden seguir para poder sobrellevar la enfermedad. Hay que destacar que, como ya lo dijimos, no se trata de una enfermedad que necesite de tratamiento psicológico.

Tratamiento natural de fotofobia

Como mencionamos, en algunos casos específicos, la fotofobia podría ser de por vida, por eso, más que un tratamiento, son medidas naturales que pueden mitigar esta enfermedad. Una de ellas es llevar lentes oscuros, y que protejan de los rayos UV.

En otros casos, el tratamiento podría ser suspender el tratamiento de medicamentos para otras enfermedades. Hay que tener en cuenta que la fotofobia en ocasiones puede ser una reacción secundaria a dichos tratamientos.

Por otro lado, hay que evitar la exposición prolongada a la luz; evitar la luz artificial incandescente. Por esta razón, es posible cubrir los bombillos con lámparas o cortaluces para disminuir su intensidad.

Estas medidas son útiles en caso de las operaciones oculares recientes. En estos casos, la persona puede ser muy sensible a la luz, por lo que necesita la menor cantidad de iluminación posible para su recuperación.cómo tratar la fotofobia

Por otro lado, es necesario descansar los ojos. Para ello, solo es necesario cerrarlos por un buen tiempo. Es recomendable, además, que la habitación esté oscura, esto contribuirá a la recuperación y el bienestar ocular.

Como ya hemos dicho, solo el doctor puede hacer el diagnostico preciso, además de determinar los medicamentos que se deben tomar para ello. Por lo tanto, es importante seguir las instrucciones que se den al pie de la letra. Sin embargo, también hay que tener cuidado de no abusar del consumo de dichos tratamientos, pues podrían repercutir de manera desfavorable en la salud, y generar otros problemas.

En el caso de que la fitofobia sea a causa de una fobia social, como ya mencionamos, en estos casos, la persona debe vencer sus propios miedos, y exponerse gradualmente a la luz para que sus ojos se vayan acostumbrando. Como dijimos, la fobia causada por estrés va acompañada de dichas fobias sociales.

Remedios para la fotofobia

Ahora bien, ¿existe algún remedio para la fotofobia? Además de los tratamientos ya indicados, supervisados por un médico, existen varios remedios, sobre todo caseros, que podrán aliviar el dolor y el malestar.

Hay que tener en cuenta que estos remedios en ocasiones los doctores los recomiendan; sin embargo, han sido creados más por la tradición, aunque se ha comprobado su efectividad. Por otro lado, existen remedios que no se han comprobado, por lo que una vez más, hay que estar atentos para prevenir algún inconveniente y evitar que el problema empeore.

Por esta razón, mostraremos a continuación algunos de estos remedios y su importancia en la medicina tradicional, y cómo estos pueden ayudar a disminuir los efectos de la fotofobia. De esta manera, se podrá contar con herramientas para disminuir, ya sea el dolor, o eliminar el malestar que esto causa.fotofobia y medicina

Por otra parte, es necesario que, antes de tomar cualquier remedio natural, también consulte al médico para saber cuán conveniente es hacerlo, y sobre todo, si puede tener repercusiones negativas en su salud. En estos casos es mucho mejor prevenir.

Remedios caseros para la fotofobia

Hay que tener en cuenta que la fotofobia, cuando se trata de un síntoma de otras enfermedades, no tiene un remedio para combatirla, sino más bien, el remedio es para combatir la enfermedad en sí.

Sin embargo, hay remedios que pueden reducir la intensidad de la fotofobia atacando sus orígenes, por así decirlo. Como ya mencionamos, el dolor de cabeza constante, o la migraña, está fuertemente vinculada con la fotofobia. En este sentido, existen tratamientos o remedios caseros para disminuir la intensidad del dolor de cabeza.

Por esto, lo importante en estos casos es prevenir el dolor de cabeza. En este sentido, se recomienda dormir bien y evitar situaciones estresantes. Pero además, también es recomendable tomar té de hierba de limón.

Este té es fácil de preparar, pues se le agrega una cucharada de té al agua caliente, se deja reposar por unos tres minutos, y luego se bebe. De esta manera, se puede reducir e incluso prevenir el dolor de cabeza.enfermedades relacionadas con la fotofobia

Otra cosa que se puede hacer para reducir la jaqueca es usar hielo. Ponerse hielo en la frente ayudará a aliviar el dolor. Claro está, si este es constante, es mejor buscar otras alternativas, y acudir al médico.

Por otro lado, la infusión, o té de manzanilla también es una buena opción para prevenir y disminuir los dolores de cabeza. Hay que tener en cuenta que la manzanilla es una de las hierbas con más aplicaciones en la medicina natural.

Por eso, para prepararla, se le deben agregar tres cucharas de manzanilla que esté seca, preferiblemente, a una porción de quinientos mililitros de agua. Para que pueda obtenerse la infusión, hay que dejar reposar por quince minutos, y luego colarla.

Como dijimos, el limón también puede ayudar con este problema, por lo tanto, también se le puede añadir limón a esta infusión. Esto, claro está, es opcional. De esta forma, la manzanilla también contribuye a disminuir el dolor de cabeza, que es una de las causas de la fitofobia.trtamientos para fotofobia

Ahora bien, otro remedio casero para tratar la fotofobia es la belladona. Esta planta posee propiedades que ayudan a combatir este problema, sobre todo cuando está relacionado con la mengingitis y la conjuntivitis.

Como ya mencionamos, en la mayoría de los casos, hay que tratar las otras enfermedades que puedan causar la fotofobia, y como mencionamos, la meningitis y conjuntivitis causan estos efectos. Por lo tanto, el tratamiento que indicaremos a continuación ayudará a combatir dichas enfermedades.

Así, para combatir la conjuntivitis, se debe tomar cinco gránulos de belladona cada dos horas. En un caso de tener un orzuelo, otro causante de la fotofobia, tomar esta cantidad durante este tiempo impedirá que se forme pus.

Ahora bien, si la fotofobia es causada por elementos naturales, como el viento, por ejemplo, entonces es recomendable consumir una dosis de cinco gránulos, así como quince hojas de  de aconit,junto con nueve de  Apis melifica; esta receta es clave en casos de que exista un edema; en estos casos se deben consumir cinco gránulos cada hora.

Como se puede ver, existen múltiples tratamientos caseros para tratar la fotofobia o las enfermedades que la causa. Sin embargo, como ya hemos mencionado varias veces, es recomendable consultar con un especialista en vez de hacer un autodiagnostico.

Cura para la fotofobia

En ocasiones la fotofobia no tiene cura. Sobre todo en casos de albinismo o daltonismo. Sin embargo, como ya mencionamos en el apartado anterior, la fotofobia puede ser un síntoma de alguna otra enfermedad, así que la cura para aquella, es eliminar esta.diagnostico fotofobia

Esto quiere decir que la fotofobia probablemente desaparezca atacando o curándose de la otra enfermedad. Además, tal vez esto implique alguna operación. Hay que tener en cuenta, por lo tanto, que si bien puede curarse de la enfermedad, en ocasiones, aunque son muy raras, la fotofobia puede ser una secuela.

Esto sucede, sobre todo, cuando la enfermedad no es tratada a tiempo. Pero en la mayoría de los casos, cuando la enfermedad es tratada, la fotofobia desaparece. Por eso, es mejor tomar todas las medidas pertinentes antes de que sea tarde.

Por otro lado, cuando la fotofobia es producto de otra fobia, como la fobia social, por ejemplo, el terapeuta indicará los momentos específicos para que sus ojos se adapten de nuevo a la luz. En estos casos no se requieren de fármacos, sino de realizar los ejercicios terapéuticos de manera cabal. De esta forma, la fotofobia desaparecerá de manera progresiva.

De esta manera, podemos ver que la cura depende de cómo se evolucione con las enfermedades que la provocan; en otras ocasiones no habrá una cura, pero sí medidas para sobrellevarla. Algunos de los consejos, como llevar lentes oscuros, o evitar la exposición a fuentes muy incandescentes de luz ayudarán a que la persona pueda tener una vida sin tantas complicaciones.

Ahora bien, en caso de que la fotofobia no tenga una cura concreta, ¿Qué se debe hacer? Bien, a continuación daremos algunas sugerencias que puedan contrarrestar los efectos de la fotofobia.

Fotofobia y los lentes

En ocasiones la fotofobia puede ser provocada por el uso inadecuado de lentes oculares. En estos casos, la irritación ocular puede repercutir en el iris, haciendo que los ojos queden más vulnerables, y por lo tanto, se tengan indicios de fotofobia. Por esto, en estos casos, lo más recomendable es dejar de usarlos, y usar lentes de montura.lentes y fotofobia

En casos de que la fotofobia no tenga cura, como ya mencionamos, sería apropiado, entonces, usar lentes oscuros. Sin embargo, se debe acudir a un especialista para determinar el grado de opacidad, así como la adaptación para proteger de los rayos UV.

Por otro lado, las personas que no puedan usar lentes de contacto, también pueden usar fórmulas de aumento en lentes opacos; o usar dichos lentes sobre sus lentes de aumento. Estas son opciones validas que se pueden usar para mejorar la calidad de vida de las personas con fotofobia.

Como se ve, los lentes son una parte importante de quienes padecen de fotofobia; y en ocasiones, estos se deberán usar de por vida. Claro está, si se encuentra una cura a la fotofobia congénita.

Sin embargo, no hay nada de qué preocuparse, pues se pueden ver las cosas desde un lado positivo, y es que, con tantos diseños de lentes que existen, se pueden hallar unos que encajen con el estilo y la personalidad, de tal manera que estos se conviertan también en accesorios más que en artículos necesarios.

Fotofobia y la migraña

Ya hemos hablado mucho sobre la relación entre la fotofobia y la migraña. Por lo tanto, solo queda decir que esta se puede comparar a una relación simbiótica; es decir, la migraña alimenta la fotofobia, y la fotofobia a la migraña.

Por lo tanto, si se tienen en cuenta los consejos previos, se pueden disminuir los dolores de cabeza, y así también se disminuye el riesgo de tener esta fobia. Pero a pesar de esto, también se hace necesario contactar con un especialista para averiguar si no se trata de una enfermedad distinta. Hay que recordar que los dolores de cabeza no son un juego, por lo que es necesario tomar las precauciones necesarias.

Fotofobia en perrosfotofobia en perros

También los animales, como perros y gatos, tienen fotofobia. Para notarlo, hay que ver cuál es la reacción a la luz del sol. En caso de que cierren los ojos de manera constante, esto podría ser un signo de fotofobia. Por eso, es importante llevarlo a un veterinario, quien examinará el asunto y determinará las causas de esta fobia en el perro.

Dejame Tu Comentario