Fobias sociales: Características, causas, consecuencias y mucho más

Las fobias sociales son  trastornos  de angustia que se pueden iniciar a partir de  la adolescencia y pueden durar toda una vida. Puede aparecer con más frecuencia de los pensamos,  y no es reconocida como una fobia extraña. La mejor manera de comenzar a superar esta crisis  es aceptando que la tienes, es como el primer paso que darías y de esa manera intentar mejorar esa sensación que se siente de profunda timidez, miedo y ansiedad  ante situaciones de temor a enfrentar a las personas y la manifestación de miedo de interactuar con los demás, o quizás a ser observados en cualquier momento, a tal punto que puede afectar la vida cotidiana de quien la padece.

fobias sociales

Características de la  fobia social

Las fobias sociales, son  síntomas de angustia que se manifiestan por sentir miedo constante a condiciones sociales donde se teme que todo  va a salir mal, como por ejemplo sentir temor por la observación de otras personas.  Este estado de ansiedad es el más frecuente entre los desequilibrios psiquiátricos, cuyo síntomas se manifiestan en la crisis de personalidad causada por este misma condición.

Tambien Te Recomiendo Leer:

fobias sociales

No todos los casos son iguales, pero en su mayoría pueden presentar manifestaciones sonrojo, sudor extremo, temblor, latidos rápidos y nauseas. Igualmente, se pueden mostrar conductas producto de este miedo como hablar aceleradamente. Los ataques de pánico son frecuentes, pero algunas personas creen que consumiendo alcohol u otras drogas pueden aminorar sus miedos a participar en reuniones sociales. Por lo general, las personas que padecen este trastorno están más  propensas a tener alcoholismo, así como el abuso de otro tipo de sustancias.

Al contrario de otras fobias como la Xenofobia,  o fobia o miedo  a los payasos, la fobia social  se manifiesta con un sentimiento de profundo miedo a sentirse observado y juzgado,  humillado, avergonzado o  ser la burla de otras personas, esta conducta se puede presentar ante situaciones tales como:

  • Expresarse en público, realizando alguna exposición o simplemente intervenir en alguna actividad que conlleve dirigirse a un grupo de personas.
  • Reuniones sociales en las cuales tienen que compartir con otras personas como por ejemplo fiestas, reuniones o algún evento, entre otros
  • Encontrarse por sorpresa con personas que conozcas, familiares o amigos, etc.

Estos miedos pueden ser infundidos  al sentirse observados por los demás. Este sentimiento de temor es tan grande que con solo pensar que pueden decir de ellas,  le produce nervios, esto se llama ansiedad anticipatoria, por lo cual se esfuerza por controlar o eliminar esa ansiedad. Esto trae como consecuencia que la persona se sienta insegura, acorralada, con sensaciones molestas y desagradables con respecto a que puedan pensar o hablar de ella, y por supuesto ese marcado síntoma de angustia y ansiedad.

El sentir temor por relacionarse con otras personas se puede reconocer como un modo excesivo poco  racional, superar este trastorno puede resultar muy difícil. Diagnosticarlo a tiempo puede ayudar a un poco a controlar estos síntomas y así como controla otro tipo de problemas que se pueden ocasionar como es la depresión.

Tambien Te Recomiendo Leer:

Las situaciones de temor pueden ser variadas e indentificadas como por ejemplo las fobias sociales generalizadas, que es cuando la persona asiste a fiestas o reuniones, conoce nuevas personas, interactúa en pequeños grupos de trabajo, realizar acercamientos amorosos, las fobias sociales específicas que es cuando el individuo se dirige a otras personas a través del discurso o  actuaciones.

Debido a la importancia de esta alteración mental, es necesario que se diagnosticada rápidamente.

Causas y consecuencias de la fobia social

Como la gran mayoría de las alteraciones mentales, las fobias sociales no son producidas por una causa única, sino que están formadas por varios  factores como son los que están asociados a la personalidad y el carácter del individuo, y por otro lado las experiencias  vividas.

Las personas que desde su nacimiento tienden a ser introvertidas o muy sensibles, son las más propensas a padecer de una fobia social. Pueden mostrar rasgos muy comunes como la abstención y el perfeccionismo, extremada exigencia personal,  no permiten el fracaso en sus inter relaciones con otras personas, y finalizan reprochándose ellos mismos y auto criticándose muy duramente.

fobias sociales

Sin embargo, estos factores no son suficientes para un desarrollo progresivo de una fobia social. Otro factor relevante que pueda incidir en la presencia de este trastorno, es haber pasado por algún suceso traumático o no haber recibido una educación adecuada,  estos son aspectos que pueden hacer que existan más posibilidades de que se presente esta perturbación.

Es de mucha importancia que desde la infancia, se le pueda animar a los niños para que tengan una buena relación social con las demás personas, pues esto les brindará seguridad en ellos mismos.  Es recomendable no sobreprotegerlos   ya que esto lo percibirán ellos como que son muy delicados y frágiles y que no pueden  luchar con los retos que conlleva el contacto social.

Sufrir de un trastornos de fobia social, trae consecuencias muy negativas para la persona, esto los conllevara a tener  un mal rendimiento laboral o académico, si se trata de relacionarse con los demás o alguna actuación en público, tienden a  tener muy pocas probabilidades de una graduación universitaria o de realizar algunos trabajos o puestos laborales.  Suelen tener muy pocos contactos y amigos, así como no tener posibilidades de mantener ninguna relación íntima o de pareja.

Constantemente presentan problemas con su pareja o familiar por la no participación en actividades  sociales. Generan menos ingresos y tienen un bajo nivel socioeconómico.  Generalmente buscan un escape abusando del alcohol, tabaco y medicamentos para la ansiedad, presentan un nivel de auto estima bajo, se sienten inferiores, constantemente se creen juzgados negativamente por los demás.

Diagnóstico de la fobia social

Para poder diagnosticar este trastorno de fobia social, las manifestaciones o signos descritos anteriormente deben haberse presentado por lo menos durante los últimos seis meses, pero el especialista de asegurarse que no muestren otros síntomas muy parecidos al de las fobias sociales , como por ejemplo:  la persona que simula tener algunos de los síntomas de esta fobia, bien se consciente o natural  y de esta manera conseguir algo que quiere o para obviar alguna situación que no quiere.

fobias sociales

El que sufre de alucinaciones o paranoias, bien sea por una perturbación  de personalidad, o por tener algunos episodios en los que piensa que la gente le quiere hacer daño y que son sus enemigos. Pero en este caso, los pensamientos son muy diferentes, ya no sienten temor o vergüenza  ante otras personas,  solamente tienen medio de lo que le puedan hacer los demás.

Elevados grados de estrés ocasionados por situaciones importantes. Otros tipos de fobias que pueden ser parecidos como el caso intervenciones en público, es  la fobia por los espacios abiertos.  Todos estos comportamientos  deben  ser evaluados y descartados por el especialista para emitir un diagnóstico de fobia social y, con ello proceder a emitir un tratamiento adecuado para superar este trastorno.

Significado de fobia social

La fobia social, al tratarse de una fobia, se refiere un miedo ilógico y exagerado ante alguna situación que a otras personas les puede provocar un alto grado de ansiedad. Existen muchos tipos de fobias, como por ejemplo a aracnofobia es el temor a las arañas, la claustrofobia es temor a sitios pequeños y encerrados. La fobia social se trata de un temor sin justificación, donde el individuo se siente censurado y señalado  por los demás, o donde puede vivir una situación que lo avergüence ante otras personas.

fobias sociales

En la actualidad existen muchas hipótesis sobre cómo nacen las fobias, se piensa  que esto es debido a algunas vivencias negativas que han marcado a la persona, bien sea porque las vivió o porque las vio sufrir a otra persona. En lo que se refiere a las fobias sociales se puede ser debido a situaciones vergonzosas o evaluaciones sociales a las cuales ha estado sometido, o quizás por haber mirado a otra persona pasar por este tipo de situaciones, tratándose del miedo a las consecuencias negativas  el que origina ese temor, y que acompañara a la personas afectada durante toda la vida sino se trata a tiempo.

De no buscar la solución a este problema y tratar de superar la fobia social, la persona continuara evitando algunas situaciones con la que se puede exponer ante el público, inclusive en la parte laboral de modo de ser juzgado por otros, y problemática que deber ser tratada ya que influirá negativamente tanto en su trabajo como en lo personal.

La fobia social y la hipnosis

La Hipnosis como terapia es un método para controlar o una posible solución para la fobia social, que consiste en buscar una mejor forma de pensar, de actuar, es encontrar la mejor manera de ver la vida,  consiste también en hacer un cambio y poner en lo más alto tu auto estima, hacer una transformación y mejoramiento de tu personalidad, en cambiar y poner en alto tu auto estima, significa transformar y mejorar tu identidad como ser, así como también mejorar tu futuro.

fobias sociales

Estos cambios se pueden lograr a través de la mente, los métodos que conllevan una terapia de hipnosis son la clave para dar comienzo al cambio, a mejorar los pensamientos y las emociones.

Según la opinión de especialistas  que han ejercido de hipnoterapia o psicoterapia, han comprobado que la fobia social se cura  y es un método que ha funcionado para aquellas personas que quieren eliminar de su vida estas fobias, ya que la mente actúa como un todo, y que si una parte se ve afectada también afecta a las otras.

Solamente con evitar el estrés se obviaría sentimientos de angustias que producirán más adelante una fobia.  La crisis de angustia se manifiesta por  una aparición repentina de temor, pavor o terror a la cual la acompaña una sensación de muerte. También la persona puede sentir que le falta el aire, con respiración acelerada o asfixia, y el miedo a perder el control y llegar a la locura.

La fobia social y la homeopatía

La medicina homeopática utilizada  para las fobias sociales puede eliminar este trastorno de manera rápida, ya que cuando se tiene ese problema la ansiedad puede ser mayor, con la aplicación de la homeopatía se evitara futuros episodios de ansiedad, desarrollando una serie de estrategias para combatirla. Una de las técnicas es la evitación. Por lo cual es importante conocer lo que causo esta problemática. Estas quitan la libertad de la persona dejando latente los estados de ansiedad que se repetirán nuevamente.

fobias sociales

Frecuentemente, las personas que sufren de fobia social temen buscar tratamientos por temor a enfrentar los motivos que le ha causado.  En el caso de la homeopatía no nada más controla los síntomas que producen la ansiedad, sino que la cura naturalmente, sin mucho esfuerzo de su parte.

La homeopatía está considerada como  uno de los tratamientos más utilizados y con más éxito  para combatir la ansiedad que produce las fobias sociales. Es una excelente alternativa para controlar otros tipos de enfermedades como son los trastornos emocionales por depresión y ansiedad.  El motivo de su éxito como tratamiento para las fobias sociales no es sino su base de cómo tratar este tipo de perturbaciones, resolver el problema en conjunto con la mente y el cuerpo y que estén comunicados, ya que este tratamiento debe ser dirigido a los dos por igual. En resumen, la homeopatía lo que busca es mantener  el equilibrio emocional que la ansiedad y el miedo han dañado.

Medicación para la fobia social

Las perturbaciones de fobia social son tambien conocidas  como ansiedad social. Es un problema  psicológico se muestra a través del  temor extremo a enfrentarse ante situaciones sociales o incluso el miedo de pensar que una persona va a estar rodeado de muchas otras personas.

También está incluido el miedo a cualquier tipo de examen o evaluación que le puedan hacer otras personas, lo que  la persona evitaría en lo posible no encontrarse en situaciones que lo puedan inducir a eso. La fobia social provoca temor, pero sólo en una que otra situación. Este temor que se siente intensamente cuando vas a una celebración, o charlar con gente que no conoces, esto incluye también al temor de hablar en público.

fobias sociales

No todas las veces que se siente miedo al asistir a una fiesta quiere decir que sufre este trastorno de fobia social, ya que hay personas que manifiestan  temor solo porque  son  tímidas, pero esto no quiere decir que afectara  sus vidas o sus actividades cotidianas. A diferencia de esto, las fobias sociales producen un nivel de estrés muy elevado,  lo cual si puede cambiar la forma de vida de la persona afectada.

La medicación puede ayudar medianamente a controlar los síntomas de la fobia social y depresión, pero no pueden curar este problema. Sin embargo, la psicoterapia es un método que se usa generalmente para resolver este tipo de perturbaciones. Se recomienda tomar los medicamentos prescritos por el especialista y a la vez  asistir a la psicoterapia. La  fobia social y la sertralina, este es el tipo de medicamentos que usualmente se recomiendan para controlar estos casos son los antidepresivos, así como  Effexor y Paxil, benzodiazepinas y bloquedadores beta, estos dejan actuar la adrenalina reduciendo las molestias físicas, pero no las que tienen que ver con las emociones.

La mejor alternativa para controlar las fobias sociales y la ansiedad es con el tratamiento de terapia cognitivo-conductual.  Consiste en que los pensamientos dañan los pensamientos Su idea principal es que sus pensamientos afectan sus sentimientos y viceversa. Estos no es más que la idea de la necesidad de cambiar los pensamientos negativo sobre cualquier situación social que se presente, es de esta manera que se lograran detener esos sentimientos. En este tipo de terapias, la persona aprenderá a relajarse y a respirar adecuadamente, tratando de cambiar sus pensamientos negativos por pensamientos funcionales, que le harán aprender a controlar tales situaciones sociales y permanecer en ella.

Ejemplos  de fobias sociales

Según estudios realizados por investigaros expertos en este tema, presentaron una clasificación de los subtipos de fobia social que suelen darse en la adolescencia. Hasta los momentos solo se ha hablado de dos subtipos de fobias sociales, la generalizada y no generalizada.  Se ha indicado que un pequeño porcentaje de la población llegar a padecer durante su vida de fobia social, trastornos que se puede mostrar tanto en hombres como en mujeres.

fobias sociales

Generalmente se inicia en la adolescencia o antes de cumplir los 25 años. Las molestias que causan las fobias sociales conlleva a una timidez extrema que aparece ante diferentes situaciones sociales, como por ejemplo asistir a fiestas,   participar en  actividades deportivas  o pertenecer a algún equipo deportivo, utilizar baños públicos,  o dialogar ante personas con alta autoridad y jerarquía como por ejemplo los profesores, estos pacientes sienten una frecuente preocupación a que los otros lo juzguen de forma negativa.

La variedad de situaciones y síntomas que conlleva este tipo de trastorno, ha manifestado un gran interés por  parte de la comunidad científica en la necesidad de separar las distintas formas de ese desorden mental. Este interés se ha basado en la clasificación de distintos subtipos de fobia social.

fobias sociales

Para lo cual se han realizado estudios en personas adultas, teniendo como principal objetivo mejorar los tratamientos y determinar cuáles son los más adecuados según el tipo de fobia social.

Con estos estudios se busca la idea de identificar la gravedad de los trastornos psicológicos, siendo recomendable referirse al mismo como trastorno leve, moderado y grave. Estos estudios le fueron realizado a jóvenes entre 14 y 18 años, y en los resultados que mostraron se determinó que existen dos factores o subtipos de fobia social, que se pueden catalogar como el miedo a relacionarse o interactuar con los demás, y la ansiedad o miedo a ser evaluados por otros en cualquier aspecto social.

Estos son algunos ejemplos de fobias sociales a las cuales se ve sometido un individuo:

La fobia social y la depresión

La depresión está caracterizada como una alteración del sistema nervioso central, donde el individuo empieza a mirar todo lo que lo rodea con pesimismo, sienten una especie de dolor psicológico, cualquier cosa les da igual, pierden el gusto por las cosas que antes le agradaban, poseen un gran sentimiento de culpa y pensamientos negativos que tienen que ver con muerte, y enfermedades.

fobias sociales

Mientras que las crisis de fobia social se manifiestan con ataques de pánico, de  ansiedad, perturbaciones por estrés, entre otros. Generados por el miedo, la sensación de que van a suceder cosas malas, de presentir el peligro, presentando muchas síntomas físicos palpitaciones, respiración acelerada, dolores de cabeza., ritmo cardíaco acelerado,  y pensamientos negativos frecuentes.

Los individuos que han padecido de trastornos de ansiedad y pánico tienen un alto porcentaje de probabilidad de padecer depresión. Por los cual es necesario contar la aprobación de la persona que la padece asa como de sus familiares y allegados para resolver estos traumas.  Primeramente se tiene que reconocer la enfermedad y proceder a buscar apoyo profesional, y cuanto más rápido se inicie, los resultados serán mayores.

Según la opinión de profesionales de la salud, las personas que sufren del trastorno de fobia social tienen miedo intenso de involucrarse con otras personas o verse envueltas en alguna situación en la que tengan que opinar y sentirse expuestos; tienen miedo de ser avergonzados y hacer el ridículo. Este miedo  es un enorme limitante que los aísla y les los limita enormemente, creándole una grave discapacidad social.

La fobia social y la timidez

La fobia social y la timidez son factores  muy parecidos, pues los síntomas generados en la persona son los mismos. Ambas perturbaciones se manifiestan por un excesivo miedo a participar en actos sociales y temor a lo que puedan decir los demás. Pero en cualquier de los dos casos, tanto las fobias sociales como la  timidez, la persona que lo sufre tiene muy poca calidad de vida, manifiesta síntomas físicos y psíquicos con la ansiedad.

fobias sociales

Si bien es cierto que los eventos de timidez con los mismos en los dos casos, en la timidez la persona puede desarrollar miedo a comer o beber delante de otras personas o escribir en público, etc.

La fobia social y el trabajo

La persona que sufre  trastorno de fobia social, generalmente se le hace muy difícil encontrar algún trabajo. Esto se debe a que mayormente en los empleos requieren de hacer una entrevista para conocer las facultades y conocimiento de la personas, esta situación tiene los factores para causar el miedo en la persona con trastorno de fobia social, por una parte se trata una entrevista que la dirige una persona desconocida, y por otra parte está examinando y evaluando cada paso que da la persona.

fobias sociales

Sin embargo, no a todos los que sienten fobia social se les dificulta hacer una entrevista, y en muchas oportunidades se pueden percatar de su ansiedad pues no toleran situaciones laborales cotidianas como por ejemplo asistir a reuniones o trabajar en equipo.

No obstante, como todo trastorno de fobia social no desaparece por sí solo, tampoco se puede decir que nunca se superará. Felizmente este es un tipo de ansiedad que aunque tiene varios niveles, puede tratarse y para ello existen muchas soluciones. Sencillamente, para poder superar estos trastornos la persona  tiene que  aceptar que padece  ansiedad y fobia social, y buscar el tratamiento adecuado y el que más se adapte.

Síntomas de las fobias sociales

La persona que sufre un trastorno de fobia social, no hace la diferencia entre si existen pocas personas o muchas personas, él simplemente experimentara una variante de síntomas de acuerdo a su grado de intensidad como por ejemplo: los altos niveles de ansiedad y estrés, mostrándose con fuertes sudoraciones, caminar de un lado a otro, movimientos continuos de las piernas mientras está sentado, y movimientos continuos con las manos, entre otros.

fobias sociales

Poca comunicación y que a consecuencia de la ansiedad se quede sin emitir palabras, y se exprese con frases sin sentido.

Pensar negativamente que llegara al fracaso ante las demás personas, con la fuerte certeza de que lo van a juzgar; estos sentimientos los aborda hasta días o semanas antes de asistir a un evento o acto público.

Sienten vergüenza, miedo e inseguridad ante el hecho de ser evaluado por otras personas, pareciendo tímido ante todos, llegando al extremo de sonrojarse cuando esta frente a otras personas, pueden sentir hasta molestias físicas tales como dolor de estómago si la situación se prolonga.

Actúa sin lógica, y la persona puede percatarse de que lo que piensa y siente es exagerado e innecesario y poco realista, pero sigue adelante sin hacer nada para evitarlo.

Suele  evitar lugares o reuniones donde piensa que se puede exponer en público, y siempre busca excusas para no asistir por el temor de exponerse ya que está convencido de que ir significaría el desastre.

Dificultades para tener relaciones amistosas, las cuales afectarían también sus relaciones íntimas y de pareja, debido a que en cualquiera de los dos casos esto requeriría de asistir a eventos sociales, ya sea de ocio, culturales, etc., y si la persona sufre de este trastorno de fobia social, no estaría dispuesta de ninguna manera a aceptar.

Estas crisis se manifiestan de sobre manera cuando el afectado debe tener algún contacto con personas para el  desconocidas, o personas que tienen una nivel  de importancia tanto social como laboral.

Terapia para la fobia social

Este tipo de perturbaciones generalmente son tratados con psicoterapia o medicamentos psiquiátricos. Está comprobado que la fobia social en psiquiatría, se puede controlar con ambos tratamientos, y son mayores los resultados si se hacen juntos.

fobias sociales

Existen algunos métodos que también han sido efectivos en algunas personas, más que todo aquellas que presentan un cuadro muy leve de fobia social, y que para los casos más graves es necesario la ayuda de un profesional de la salud.

La fobia social y cómo superarla

las fobias sociales se pueden superar con la psicoterapia, que se trata de una técnica muy efectiva con la cual se maneja todo tipo de problemas de ansiedad, específicamente las fobias sociales.  El tratamiento más usado es la terapia cognitivo conductual, que puede durar hasta 16 sesiones, con   técnicas como exposición y adiestramiento de habilidades sociales.

fobias sociales

La terapia de exposición es muy eficaz para tratar este tipo de perturbaciones, ya que hace que la persona entienda lo absurdo que pueden ser sus miedos y a poner en orden sus pensamientos en torno a ese resultado. Esta terapia es acompañada en ocasiones con métodos de relajación para que la persona pueda practicar como debe actuar en caso de que vuelvan los miedos y temores.

Consejos para la fobia social

Estas terapias son muy simples, las primeras sesiones son muy controladas algunas se harán en el consultorio del terapeuta, y van aumentando su exposición a medida que se vayan desarrollando, y así ponerlas en práctica en la vida real.

fobias sociales

La ansiedad y fobia social son diferentes en cada persona, y no hay una sola receta que la supere, es por eso que el método de psicoterapia y sus variantes son realmente efectivas para el alivio de estos síntomas, logrando de esta manera modificar los patrones de pensamientos y comportamiento de la persona.

La fobia social y el teatro

Si la fobia social se conoce como un miedo exagerado a relacionarse en público, el ejercicio del teatro quizás pueda ser una buena terapia liberadora para las personas que tienen este trastorno, dándoles la oportunidad de superar esa sensación de no ser capaz de relacionarse socialmente.

fobias sociales

Tambien Te Recomiendo Leer:

El teatro, tiene una función terapéutica, ya que comprende un nivel de compromiso: Se trata de brindarle oportunidades a las personas con este tipo de dificultades sociales, para vencer sus miedos desde la práctica y la interpretación.

Tratamiento para las fobias sociales:

Como todos sabemos, las fobias sociales se trata de un tipo de problema generalmente psicológico, aunque en ocasiones es necesario suministrar fármacos como por ejemplo los ansiolíticos o antidepresivos, principalmente cuando los síntomas de la ansiedad son relevantes,  y el paciente este presentando sudoración y movimientos involuntarios de algunos músculos, así como un aumento de la velocidad de respiración y el ritmo cardiaco, que puedan generar algún problema coronario que desencadene en una ataque al corazón, si la persona no es alejada a tiempo de la situación que la perturba,  aunque la misma suele hacerlo por su cuenta.

fobias sociales

Por consiguiente, la intervención terapéutica más importante es la que se realiza en el área de la psicoterapia y, resumidamente, empleando métodos cognitivo-conductuales que señalaremos a continuación:

Fobia social y el tratamiento cognitivo conductual

El tipo de terapia cognitivo conductual es muy eficaz en los tratamientos para las fobias sociales . ​ ​Aunque también se suelen utilizar fármacos tales como los antidepresivos, así como otros  medicamentos empleados son los beta bloqueadores y las benzodiazepinas.

Este tratamiento está estrechamente relacionado con  los ansiolíticos prescritos  desde el área de psiquiatría o del uso del  método de la terapia psicológica cognitivo-conductual, la que actualmente da muy buenos resultados.

fobias sociales

Estos dos métodos son recomendados y tiene sus ventajas, pues los  fármacos presentan efectos más rápidos aunque con sus posibles efectos secundarios por su uso prolongado, mientras que  la terapia cognitivo conductual es una labor que se realiza en casa después de la consulta, esta tiene resultados más prolongados sin tener que depender de los fármacos.

En estas sesiones se maneja la relajación para el control de la ansiedad, se hace un adiestramiento en habilidades sociales, proporcionando a la persona de herramientas necesarias para enfrentar situaciones a la hora de hacer contacto con otras personas, así como facilitar un ambiente seguro para ensayar  momentos de interacción social, que posteriormente las pondrá en práctica en su vida cotidiana.

También se aplican métodos para controlar el estrés, los cuales consisten en entrenar a  la persona para que pueda detectar a tiempo cuando va a tener una crisis nerviosa, luego se aplicara técnicas de relajación a través de la respiración o por la observación de imágenes agradables. Esta técnica es especialmente para que la persona tenga total control del estrés y así no llegar a tener problemas mayores.

Las técnicas del control del pensamiento son de suma importancia, esta le enseña a la personas a darse cuenta cuando se inician pensamientos negativos, que van creciendo con la proximidad de alguna situación a las que le tienen temor.  Al detectarlo se pondrán en práctica algunas técnicas para parar estas situaciones, como por ejemplo pensar en otras cosas, analizar la importancia de la situación, o utilizar palabra claves para detenerlo.

Técnicas de afrontamiento, la cual consisten en hacerle entender a la persona que tiene que dar pasos que lo lleven a enfrentar la situaciones a las que le teme, y de esta manera comprobar por si misma que nada le puede pasar, por lo cual la persona debe ir dando pasos que lleve a confrontar esa situaciones a las que le teme, y de esta manera eliminar esas creencias absurdas.

Técnicas de autoestima, aquí se trabajan los aspectos fuertes y débiles de la persona, para que de esta manera pueda aprovechar lo que tiene y a desarrollar lo que le puede faltar, así reforzara la confianza en si misma, esto es ideal para poder afrontar mejor estos problemas sociales.

Técnicas de desarrollo de habilidades sociales, estas le permitirán a la persona compartir en sociedad, conociendo lo que se puede lograr en cada momento de una relación íntima, de pareja o de amistad, de manera que sepa comportarse y poner en práctica los ejercicios aprendidos, con esto logrará tener confianza en sí mismo y en sus destrezas con la sociedad, aminorando de gran manera  los niveles de ansiedad y estrés, eliminado los sentimientos de vergüenza que le han impedido compartir con otras personas.

Fobia social y el tratamiento farmacológico

  Los medicamentos que generalmente se usan para controlar los trastornos de la ansiedad y la fobia social, son llamados inhibidores selectivos de la recaptura de serotonina. Este tipo de fármaco  fue creado  para tratar las fobias sociales y la depresión, no obstante, son muy  efectivos para tratar otras perturbaciones.

fobias sociales

La fobia social y la paroxetina,  fluoxetina, la fluvoxamina son unos de los medicamentos que más se reconocen y que tardan en hacer su efecto, lo cual puede ser un poco molesto para el paciente que quiere sentir un rápido alivio.  También pueden ocasionar efectos secundarios que le causarán malestar al paciente, teniendo que consultar al médico.

Los llamados beta bloqueadores son también conocidos para tratar la ansiedad, ya que bloquean el flujo de adrenalina que sentimos cuando tenemos ansiedad. Es por eso este medicamento se recomienda para calmar los síntomas físicos que produce la ansiedad, como el temblor en el cuerpo, las sudoraciones o en miedo escénico, es ideal para las personas que padecen de fobia social.  Es importante tomar en cuenta que este tipo de medicamento puede tener consecuencias adversas graves,  como por ejemplo dolores de cabeza, insomnio, depresión, vómitos, etc.

Ahora bien, los medicamentos menos utilizados para contrarrestar la ansiedad son las benzoadiazepinas,  no obstante son utilizadas alguna veces como un tratamiento para calmar las crisis por poco tiempo,  aunque no son muy recomendables ya que pueden ocasionar efectos secundarios y son adictivos produciendo un fuerte malestar debido a la abstinencia.

La fobia social y el tratamiento natural

A pesar de que los problemas de ansiedad o fobia social, necesitan de la ayuda de un profesional médico o psicoterapeuta calificado, también es cierto que se pueden realizar algunos  métodos de autoayuda para controlar circunstancias que pueden provocar una crisis de fobia social.

Primeramente se debe considerar el temor para poder distinguir las situaciones que pueden causarle ansiedad. Después practicar con frecuencia estas actividades que te producen poca ansiedad. Se inicia con pasos pequeños en situaciones que no En primer lugar, consideran que sus miedos para identificar las situaciones que causan más ansiedad. Luego practicar gradualmente estas actividades hasta que te causan menos ansiedad. Comience con pasos pequeños en situaciones que no le puedan causar angustias.

Estas son algunas situaciones que se pueden realizar como practicas:

  • Sentarse a la mesa con un pariente cercano, amigo o conocido pero en un sitio público.
  • Mirar a la gente, devolver los saludos o simplemente saludar primero.
  • Solicitar a un vendedor que te asesore en la búsqueda de algún artículo interesante.
  • Dirigirte a un extraño para solicitarle alguna dirección.
  • Manifestar interés por los demás, como por ejemplo hacerles preguntas sobre su hogar, hijos, nietos, gustos, entre otros.
  • Ponerte en contacto con algún amigo y hacer algún plan.

Generalmente, es un reto sentirse bien socialmente cuando hay una crisis de ansiedad. Si la persona se enfrenta frecuentemente a estas situaciones, continuará para desarrollar y reforzar  sus habilidades de afrontamiento.

Estos son algunos métodos que pudieran ayudar con un comienzo para enfrentar algunas situaciones que le causen nervios y angustias.

  • Escoger algún tema interesante en el periódico, analizarlo y pararse para iniciar una conversación.
  • Leer algunos libros de autoayuda para la fobia social
  • La fobia social y el ejercicio de relajación
  • Asistir a grupos de autoayuda para la fobia social
  • Adoptar métodos para controlar el estrés
  • Formar metas reales.

La fobia social y el tratamiento psicológico

El asesoramiento de un psicólogo para la fobia social, mejora considerablemente los síntomas en la mayoría de las personas con problemas de ansiedad o fobia social. Estas terapias consisten en enseñar a la persona a reconocer y cambiar cualquier pensamiento negativo sobre si mismo.

fobias sociales

Con este tratamiento se procura que el paciente reduzca su temor y miedo a exhibirse socialmente, es decir, pueda poner en práctica sus propios recursos que debido a su condiciones están bloqueados, para que de esta manera incremente sus logros, fijarse metas reales, concentrarse en la labor que tiene que hacer en vez de las sensaciones, perder el temor a esos sentimientos de angustias y ansiedad, aminorar el comportamiento de evitación, reducir esta ansiedad social que lo agobia.

Existen casos donde la ansiedad está relacionada con otras perturbaciones, así que es necesario realizar un chequeo previo para definir qué problemas tiene y el orden, tratándose primeramente en conjunto el caso de mayor gravedad. La presencia de otras perturbaciones no impide la realización del tratamiento de fobia social, sin embargo, puede necesitar una atención adicional.

Tipos de fobias sociales más comunes:

Aunque existen una gran variedad de fobias, entre ellas la tecnofobia, las  fobias rarasgeneralmente se han clasificado y reconocido  dos tipos de fobias sociales: la fobia social generalizada y la fobia social específica.

fobias sociales

Hasta el día de hoy la aceptación ha sido claro: que existen dos variedades de fobias sociales, que padecen tanto hombres como mujeres y que se manifiesta en la adolescencia.

La fobia social generalizada

Esta fobia se manifiesta a través del miedo que se muestra en la mayoría de las relaciones sociales, o cuando se tiene que  socializar o tratar con las personas. Este trastorno se manifiesta de cualquier manera y en cualquier situación.

La fobia social especifica

Es el miedo y la ansiedad que solo se manifiesta en ocasiones, como por ejemplo iniciar una conversación con alguien desconocido, comer, beber o simplemente hablar ante los demás, etc.

El individuo que padece este tipo de perturbación siempre teme a ser avergonzado por los demás, y ese miedo le produce mucha ansiedad. Por lo tanto, trata de no relacionarse con otras personas, y evita en lo posible asistir a reuniones, o hacer cosas delante de un grupo de personas. La preocupación de un fóbico social es la de ser humillado.

Este tipo de fobia hace de la persona que la padece una persona antisocial, que se excusa frecuentemente para no tratar con los demás. La fobia social, a diferencia de otras fobias representa un grave problema ya que no se puede evitar algunas situaciones porque básicamente tenemos que vivir en sociedad, mientras que otros miedos como a las alturas se evita no subiendo a sitios altos, el miedo a los animales también se puede evitar no asistiendo a lugares  donde se encuentren, pero el miedo a la sociedad no lo es.

No obstante, estos han sido los dos variantes  de fobias sociales que hasta los momentos se han identificado, pero quizás en algunos años se pueda aceptar un nueva se han conocido hasta el momento, sin embargo, en poco años, podría aceptarse una nueva categorización.

La fobia social crónica

La Fobia Social crónica, se caracteriza como un miedo excesivo y sin fundamento, a cualquier situación donde este expuesto la persona, como estar cerca o hablarle a algún desconocido y a la observación por parte de otros. Tener un terror profundo a ser humillado y avergonzado, y cuyos síntomas se manifiestan con excesivo temblor, sorojo, y en ocasiones la incapacidad de emitir palabras.  Este tipo de miedo excesivo también lo sienten las personas que temen a los animales rastreros e insectos como Fobia a las cucarachas.

fobias sociales

Este tipo de fobia está estrechamente relacionada con situaciones donde el paciente debe realizar alguna actividad dirigida a otras personas, como dar un discurso, intervenir en alguna clase, etc. Sintiendo el miedo y terror de fracasar o hacer el ridículo, lo que significa para el que lo padece un sufrimiento significativo.

La Fobia Social crónica es un trastorno o  enfermedad que puede evolucionar cada día, y el que la padece, experimenta diferentes formas de incapacidades en algunos aspectos de su vida cotidiana. Esta enfermedad generalmente ocasiona que el paciente crea que su miedo y angustia son propios de su personalidad, y una mayoría llega a aceptar esa condición, pensando que es su manera de ser.

La fobia social extrema

La Fobia social extrema, es caracterizada por un fuerte temor casi irracional a vivir situaciones de interacción social, sensación que también se siente en el miedo o fobia a las alturas . Algunos de sus síntomas son la ansiedad extrema al ser evaluados por los demás, al llamar la atención de otros, tienen sentimientos de terreo con solo pensar que serán criticados o censurados, o simplemente hablar por teléfono con otras personas.

No obstante, ellos están conscientes que no deberían sentir molestias antes tales situaciones, pero no hacen nada para controlar esos miedos y ansiedad. Constantemente están evitando las situaciones que le producen esos síntomas ya que no soportan sentir molestias por este tipo de situaciones.

La Fobia social extrema se manifiesta generalmente en la adolescencia, pero es con los años de presentar estos molestos síntomas que el individuo busca por su propia cuenta ayuda o terapias para controlar este desorden mental.

La fobia social y los gay

En la actualidad, se han realizado estudios encontrandose un mayor porcentaje  de individuos con miedo a cualquier evaluación negativa y baja autoestima, más que todo  en adolescente que les gusta personas de su mismo sexo.  Esto trajo como consecuencia que los adolescentes homosexuales que no se sentían cómodos con su condición sexual, sufrían más este trastorno de fobia social y ansiedad.

Sin embargo, como  resultado de otros estudios se encontraron entre homosexuales  los mismos síntomas de fobia social, ansiedad y poca autoestima.  Por lo cual se ha concluido que un gran número de homosexuales han evolucionado en la actualidad en cuanto a este tipo de fobia social.

Se conoce que las fobias sociales han influido directamente en las crisis emocionales de los jóvenes homosexuales. Sin embargo, se  refleja un declive de estos problemas emocionales en estos individuos.

Ahora bien, se ha observado que desde el ámbito social ha habido aceptación de la  homosexualidad como una condición sexual más, por lo tanto la mayoría de los adolescentes homosexuales tienden a tener un mejor autoconcepto y son capaces de adaptarse mejor al entorno que lo rodea sin temor a ser avergonzados debido a la homofobia colectiva.

La fobia social infantil

La fobia social infantil tiene una diferencia en cuanto a la timidez, pues los niños tímidos logran llegar a controlar la ansiedad y se van abriendo a diferentes tipos de personas según como las vayan conociendo, pero a los niños con fobia social les resulta difícil y casi imposible manejar el temor a estar acompañado de otras personas.

fobias sociales

Los efectos de estos de problemas son muy variables, ya que pueden existir causas genéticas, haber convivido en una familia tímida que nunca socializo, también basadas en malas experiencias sociales, como las burlas, la ruptura de la relación de sus padres, maltrato tanto físico como psicológico.

Se pueden encontrar algunas características en las fobias sociales infantiles:

  • Timidez rigurosa.
  • Temor al fracaso.
  • Temor a ser rechazados por otros niños de su edad.
  • No son participativos en la clase, incluso se niegan a ir.
  • Sólo se comunican las personas que si conocen. Con las demás se mantienen callados y no responden.
  • Los niños con fobia social manifiestan su ansiedad con el llanto, y con la negativa de no relacionarse con los demás.

La fobia social leve

En los casos de fobia social leves, la ansiedad y malestar solo aparece en determinadas ocasiones o eventos, por ejemplo, si el individuo tiene que dar algún discurso público ante una gran cantidad de personas. Este trastorno se conoce como fobia social localizada o limitada, y también conocida como ansiedad de desempeño.

fobias sociales

Esta crisis se manifiesta ante cualquier evento social selectivo. Al contrario de la fobia social generalizada, que se presenta con síntomas más fuertes y  el miedo intenso se desarrolla en casi todas las situaciones sociales, inclusive con personas conocidas. Causando graves consecuencias ya que las personas que la padecen se separan socialmente deteniendo de su vida profesional.

Con solo el hecho de ir a eventos sociales, hacer exámenes orales, dar exposiciones, compartir en fiestas, expresarse en público son las actividades más frecuentes y temidas para la persona que sufre el de trastorno de fobia social.  Esta fobia se inicia básicamente en la adolescencia, aunque se pueden observar pequeñas crisis de ansiedad social en plena infancia.

Estadísticas de Fobias sociales en algunas partes del mundo

Debido a la falta de conocimiento que tiene gran parte de la población sobre este trastorno, se trata de una condición que permanece subdiagnosticada y subtratada. La fobia social debería ser un tema prioritario para la salud pública. Sus consecuencias son muy dolorosas: puede resultar discapacitante al afectar todas las áreas de la vida de la persona que la padece. Además, tiene una alta prevalencia y su desarrollo suele ser crónico.

fobias sociales

 

En muchos casos puede desencadenar síntomas depresivos y estar asociada con otros trastornos psiquiátricos. Si bien puede persistir a lo largo de la vida, también puede presentarse una remisión total o parcial al llegar a la adultez. A continuación observaran un breve resumen de las estadísticas de casos de Fobia social en algunas partes del mundo:fobias sociales

La fobia social en Perú

Según los especialistas de salud mental, aseguran que aproximadamente el 10.5%  de la población adulta de Lima – Perú, en algún momento de su vida han experimentado trastornos de ansiedad y fobia social.

Estimaron que de acuerdo a estudios que actualmente se realizaron, las  crisis de ansiedad con mayor incidencia de vida que han causado efectos en las personas se encuentran: fobia social con un 2.2%;  crisis de ansiedad generalizada 3%; y los desórdenes de estrés postraumático 5.1%. Ahora bien, se ha determinado que los trastornos de fobia social, suceden con más frecuencia en mujeres que en hombres. Diferencias que pueden ser causas por  factores biológicos, hormonales y sociales que hacen más vulnerables al sexo femenino.

La fobia social en Madrid

En Madrid se han recopilado datos básicos y estadísticos de actuales investigaciones que se han realizado, los cuales determinarán el impacto causado por las fobias sociales en la población. Se calcula que más de un 20% de la población ha sufrido trastornos de ansiedad y fobia social a lo largo de su vida y de las que un 9 % aproximadamente desarrollarán un trastorno de pánico.

Sin embargo entre un 15 y un 30 % de los casos presentados por pánico muestran fobia social; entre un 8 y 10 % padecen de perturbaciones obsesiva y compulsivas, en cuanto a la fobia específica esta entre el 10 y el 20 % de los individuos, y las crisis por ansiedad generalizada el 25%.

También se ha determinado que 2/3 de la población afecta son mujeres, y que  personas con entre  18 a 34 años son más propensos a padecer  de trastornos de ansiedad que las personas de la tercera edad.

La fobia social en México

Después de la depresión, este trastorno de ansiedad o fobia social, ocupa el segundo lugar entre las perturbaciones mentales en México, según informes emitidos por centros de salud mental que aseguraron que entre 2 y 7 millones de personas suelen padecer de crisis de ansiedad o fobia social, siendo la mayor población mujeres con edades entre 15 a 25 años.

Este tipo de trastorno de fobia social, es la que se ha estado estudiado últimamente en México, ya que la sufren aproximadamente 13 millones o más de personas, la cual se le puede asociar con la poca ayuda social que reciben los individuos, un nivel educacional por debajo de lo normal, aunado a la crisis económica y los bajos ingresos.

La fobia social en Argentina

Los datos estadísticos de fobia social o desórdenes mentales relacionados con el miedo, han aumentado considerablemente en Argentina, logrando alcanzar mas de un 100% de la población durante los últimos quince años, según fuentes reveladas en estudios hechos por centros de salud mental de la región.

Estas estadísticas muestran que las fobias sociales causa efectos más o menos  al 14% de la población, mostrando que dos de cada diez personas pueden sufrir de esta enfermedad, y lo más grave es que muchas de estas personas están conscientes de que padecen estos trastornos y lo ignoran, no siendo capaces de buscan ayuda profesional ni terapéutica, para el adecuado control de este molesto padecimiento.

La fobia social en Chile

Según los informes emitidos por organismos de salud mental de Chile, se ha demostrado que es el cuarto país en el mundo con el porcentaje más elevado de caso de fobia social. Más de un millón de ciudadanos chilenos tienes crisis de ansiedad y fobia social y aproximadamente  850 mil padecen de depresión.

El incremento de casos con trastornos de fobia social, se pueden asociar con el estilo de vida agitada que llevan cada día los ciudadanos chilenos, falta de tiempo para realizar actividades personales y familiares,  crisis económica, entre otros, todos estos son factores que conlleva a la depresión y fobia social.  Es por eso que los organismos especializados en salud mental determinan que más o menos el 6,5% de la población padecen trastornos de ansiedad y fobia social.

La fobia social en Uruguay

Según las estadísticas dadas por los centros de salud mental de Uruguay, señalan que  existen 600 mil personas que sufren de depresión, angustia y fobia social, pero determinan que un 80% de la población, es decir, aproximadamente 480 mil personas padecen de estos síntomas y lo desconocen totalmente, o la reconocen y la ignoran, no siendo capaces de buscar tratamientos terapéuticos adecuados  y ayuda profesional.  La ansiedad es un trastorno que siempre ha estado latente entre la población desde tiempos remotos.  Estas perturbaciones afectan de tal manera a la persona, que pueden causar graves daños, afectan el pensamiento, la personalidad y comportamiento, el humor, afecta de un todo los sentimientos y causa estragos en la salud física.

La fobia social en España

Aproximadamente el 40% de la población española sufre de ansiedad o fobia social a lo largo de su vida.  Esta es una enfermedad que puede entorpecer muchos aspectos de la vida de un individuo, incitándolos al consumo de drogas u otras sustancias dañinas y adictivas, aunque nada más la mitad de las personas afectadas le han diagnosticado este trastorno y se medican.  En España las fobias sociales y la ansiedad van de la mano, afectando a más de seis millones de españoles, causando un ausentismo laboral de aproximadamente un 10% , asociado directamente a la gravedad de la situación económica y laboral que actualmente padece esa población..

La fobia social en Valencia

Existen sitios especializados en salud mental en Valencia, los cuales ofrecen al individuo, adecuados tratamientos para superar y controlar las fobias sociales , ayudándolos a hacer frente satisfactoriamente  a cualquier tipo de situaciones sociales que conlleven a un crisis de fobia social o ansiedad.

Los tratamientos y terapias ofrecidas por estos centros de salud mental, son dirigidos a personas que padecen esta fobia social y que manifiestan una gran  ansiedad y miedo, llegando a sentir una crisis incontrolable, ante algunas situaciones donde puedan encontrar personas desconocidas o en las que las que siente son observadas, humilladas o criticadas.

El tratamiento o terapia que se  realiza en estos centros de salud mental de Valencia, para la cura de la ansiedad y las fobias sociales , están basados en la realización de terapias cognitivas, y su principal objetivo es el control de la ansiedad que se puedan producir en situaciones de evaluación social.

La fobia social en Sevilla

Según estudios estadísticos realizados recientemente en Sevilla, establecen que el porcentaje de casos que se encuentran en la   población en el transcurso de su vida, es de aproximadamente 29% los que padecen trastornos de Ansiedad y fobia social.

Esto representa que de una de cada cuatro personas tuvo, o puede tener este trastorno en algún momento de su vida. Estos trastornos de ansiedad son los que se generan con más frecuencia en la población sevillana.

En los Centros de Atención Primaria, existe hasta un 10,5% de casos de trastornos de ansiedad y fobia social, siendo estos los más frecuentes, motivo por el cual es fundamental que los especialistas clínicos tengan total conocimiento de este tipo de patología.

Dejame Tu Comentario