Fobia escolar: Características, causas, tratamiento y mucho más

¿Conoces la fobia escolar? Si no es así, acá te mostraremos las características de este tipo de fobias que afecta a muchas personas, sobre todo a niños y adolescentes. Por más raro que parezca, el miedo de ir a la escuela se clasifica entre una de las fobias que va creciendo día a día.fobia escolar o miedo de ir a la escuela

Por eso, en este artículo examinaremos las causas de dicha fobia, así como las consecuencias que esta tiene para los jóvenes y sobre todo cómo puede afectar su futuro. Además, también mostraremos algunas técnicas que se han desarrollado para combatirla, y así evitar que más niños y jóvenes padezcan de esta fobia.

Definición de fobia escolar

La fobia escolar no es otra cosa que el miedo o terror irracional de ir a la escuela. Este tipo de fobias se incluye dentro de las fobias sociales, en este sentido, existen muchas causas, de las cuales hablaremos más tarde, que desatan esta fobia.fobia escolar

Tambien Te Recomiendo Leer:

Este tipo de fobia afecta, más que todo, a niños en edad escolar y a adolescentes, pero también a algunos estudiantes a nivel universitario. Además, los índices de fobia crecen cada vez más. Por otro lado, los síntomas se reflejan en la actitud del niño hacia la escuela e incluso hacia los deberes escolares.

Por otro lado, la fobia escolar está relacionada no solo con el hecho de ir a la escuela, también se relaciona con todo el entorno. Es decir, habrá un rechazo a todo lo que esté relacionado con la escuela, como el rechazo a los profesores, a realizar los deberes, e incluso a los mismos compañeros.

Además, debido a los síntomas, muchos padres pueden pensar que sus hijos pueden llegar a tener una especie de déficit de atención, o incluso que lo que los embarga es la pereza y la desobediencia. Sin embargo, hay que tener en cuenta los síntomas para saber diagnosticar este tipo de fobias.

Por otro lado, hay que tomarse bien en serio esta fobia, ya que puede ocasionar traumas permanentes en los jóvenes. Así que, a continuación, veamos un poco mejor cuáles son los síntomas de esta fobia en particular para saber qué se puede hacer.

Características de la fobia escolar

Cabe destacar que existen diferentes tipos de fobias, algunas muy comunes, sin embargo, otras se catalogan como fobias raras. Sin embargo, como ya mencionamos, la fobia escolar es mucho más común de lo que se piensa.definición fobia escolar

La característica principal de la fobia escolar, como ya dijimos, es un profundo terror a ir a la escuela, pero va más allá de esto; pues también implica cierto temor a las actividades escolares y a los profesores, e incluso a las actividades que estén relacionadas con los estudios escolares.

Tambien Te Recomiendo Leer:

Las principales víctimas de esta fobia son los niños y adolescentes. En estos casos, la fobia escolar se puede malinterpretar como pereza a no hacer las actividades o como una excusa para no ir a la escuela.

Sin embargo, es importante hacer un diagnostico adecuado, porque los problemas se podrían agravar.

Ahora bien, otra característica de la fobia escolar es que, si bien no es algo peligroso, si no se trata de manera adecuada, podría dejar consecuencias de por vida. No se trata de que el niño no quiera o tenga miedo de aprender, más bien está relacionado con su entorno.

De hecho, algunos estudios aseguran que un factor que desencadena esta fobia es el miedo de los niños a separarse de sus características de la fobia escolarpadres por períodos prolongados.  Además, se estima que esta fobia solo afecta al cuatro por ciento de la población escolar; sin embargo, hay que tomar en cuenta que hay jóvenes y niños que padecen dicha fobia y que no son bien diagnosticados, por lo que se puede decir que este porcentaje es aproximado.

Por otro lado, otros especialistas indican que la fobia escolar se debe a una manifestación de trastorno afectivo. Como dijimos anteriormente, el niño no se quiere separar de sus padres, y la escuela, a temprana edad, llega a representar esa separación entre ellos y sus progenitores.

Fobia escolar en niños

Además, se considera que este tipo de fobia afecta con mayor proporción a niños de edades comprendidas entre los cuatro y ocho años. De hecho, estas son las edades donde aparece dicha fobia con mayor regularidad; si bien también puede persistir, como ya mencionamos, en la adolescencia.

Ahora bien, para conocer mejor esta fobia, y cómo identificarla, analizaremos a continuación los síntomas; de esta forma se podrá determinar si un niño padece de fobia escolar; así que, una vez hecho el diagnostico, los especialistas también indicarán cuál es el mejor procedimiento para superarlo.

Síntomas de la fobia escolar

Ahora bien, los síntomas de la fobia escolar van desde las ganas de no ir a la escuela, hasta la ansiedad y el terror extremo ante la expectación de tener que ir a ella. Como sabemos, las fobias, cualquiera que sea, como la tecnofobia, por ejemplo, tienen en común el terror o miedo irracional e ilógico hacia esos elementos a los que la persona se tiene que afrontar. Por ello, mencionaremos a continuación los síntomas que presenta quien tiene fobia escolar.qué es la fobia escolar

Ansiedad: Este es un síntoma característico de todas las fobias. La ansiedad se muestra cuando se acerca el momento de tener que ir a la escuela. Los pensamientos más frecuentes que embargan a quienes tienen esta fobia están relacionados con dejar su zona de confort, es decir, su hogar, así como pensamientos negativos, como reprobar una evaluación, o tener que toparse con personas indeseadas.

Aumento del ritmo cardíaco: ante la posibilidad de tener que regresar a la escuela cada día, además de la ansiedad, o producto de esta, la persona experimenta un crecimiento de su ritmo cardíaco, o taquicardia. Esto genera que las pulsaciones se aceleren, acrecentando aún más el temor de tener que volver.

Pensamientos negativos: Se podría decir que lo que genera toda esta angustia son los pensamientos negativos; es decir, al hacer frente al hecho de tener que ir a la escuela y enfrentarse a esa realidad, el joven considera factores, tales como los deberes y los compañeros, e incluso profesores, que para él son negativos.fobia escolar problema grave

Este tipo de pensamientos se generan a pesar de que el joven esté bien preparado para una evaluación, por ejemplo. A pesar de haber estudiado, el niño o adolescente se hace preguntas como: ¿y si no apruebo? ¿Si las preguntas son difíciles de responder? Y así por el estilo. Por esta razón, también está comprobado que la fobia escolar aumenta aún más durante el período de presentar pruebas finales.

Sudoración: todos estos factores, la ansiedad, la taquicardia y los pensamientos negativos hacen que el muchacho se muestre nervioso, y un rasgo evidente es la sudoración extrema. La persona que tiene fobia escolar suele sudar en exceso; incluso también podría temblar de los nervios provocado por la ansiedad.

Otros síntomas: Además de los que acabamos de mencionar, también se pueden presentar otros síntomas, que son muy frecuentes en estos casos. Estos son: dolores estomacales, así como nauseas y mareo, e incluso hasta vómitos.

Estos síntomas son producto de los altos niveles de ansiedad, y hacen que el cuerpo somatice todo esto, provocando dichas reacciones. Por lo tanto, la persona incluso puede llegar a enfermarse físicamente debido a esto.

Depresión: Al verse obligado a asistir todos los días a la escuela, y tener que enfrentar sus temores por su propia cuenta, el niño o el joven pueden entrar en una profunda depresión. No estamos hablando de una simple tristeza pasajera, sino algo más profundo y oscuro que sucede dentro de la mente del joven.

De hecho, se dice que una de las causas principales de la depresión en niños y adolescentes está relacionada con el estrés. Esto se debe también, al hecho de tener que cumplir con las altas expectativas impuestas por sus padres para lograr las mejores calificaciones.

Llantos y gritos: Es la manifestación más evidente en los más pequeños. En este sentido, los niños suelen gritar al ser separados de sus padres e ingresar a la escuela. En el caso de los más pequeños, esta es una reacción muy común que no se relaciona con la fobia escolar.fobia escolar en niños

Sin embargo, después de pasado un buen tiempo, y el niño sigue reaccionando de tal manera, entonces se podría decir que entra en una etapa a la que tiene que hacerle frente a dicha fobia. Por esta razón, un diagnostico hecho a tiempo acompañado del tratamiento adecuado podrá ayudarlo a superar esta etapa.

Consecuencias de la fobia escolar

La fobia escolar repercute en la actitud que asumen los niños ante el hecho de tener que ir a la escuela. Por eso, las consecuencias, si esta fobia no es bien tratada, podría ser devastadora. En estos casos hablamos de bajo rendimiento escolar, pasando por la deserción estudiantil e incluso el suicidio.

Si la fobia escolar no es tratada a tiempo, el niño puede tener un bajo rendimiento escolar. De hecho, hay padres quienes culpan a sus hijos de ser perezosos y flojos a la hora de estudiar, pero la realidad es que, aunque el niño esté dispuesto a aprender, el hecho de tener que ir a la escuela le aterra y no le permite tener buen desempeño académico.efectos de la fobia escolar

De hecho, el bajo rendimiento escolar podría incluirse entre los síntomas de la fobia escolar. Otra consecuencia, que es la más frecuente, es la deserción estudiantil. Los niños y jóvenes simplemente dejan de asistir a clases sin avisarles a sus padres; por lo general tienden a irse a otros lugares para no regresar a casa y tener que enfrentarse a sus padres.

Los jóvenes que actúan de esta manera también suelen ser desobedientes y tener conflictos con la autoridad, ya sea con sus padres, con las autoridades escolares e incluso con las superiores.

El efecto, o la consecuencia más grave de la fobia escolar es el suicidio. En la actualidad se manejan, a nivel mundial, altas cifras de suicidio juveniles en todo el mundo. Una de las causas, aunque no la principal, es la fobia escolar.

En países como Japón, el hecho de no tener buena calificaciones o destacar entre los demás, e incluso, no poder entrar en la universidad genera una cantidad de estrés tal que la persona no tiene consciencia de sus acciones, y motivada por el miedo al fracaso, termina quitándose su propia vida.

Como vemos, es muy importante saber tratar esta fobia y no tomarla a la ligera o verla como un simple capricho de los niños. Por esta razón, los padres deben estar muy al tanto de los síntomas y de las reacciones de sus hijos tanto a la escuela como a sus deberes escolares, y también su actitud.

Son factores determinantes para tomar medidas preventivas necesarias y así ayudar a quien la tenga a superarla y volver a su vida normal, y por supuesto, a disfrutar de la escuela. Ahora bien, ¿Cuáles son las causas de la fobia escolar? Veamos a continuación para comprender mejor esta fobia.

Causas de la fobia escolar

Existen diversas causas o motivos que generan la fobia escolar. A continuación las enumeraremos; de esta forma, se podrá conocer bien si alguien tiene esta fobia, y al final saber cómo afrontarla.fobia escolar en adolescentes

Además, al conocer estas causas, en el futuro se podrá disminuir el trauma o el riesgo de que los niños tengan fobia escolar.

Tambien Te Recomiendo Leer:

Abandono de los padres: No estamos hablando del abandono de los padres como tal, sino de la percepción que tienen los niños de que los padres los están abandonando. Como ya reseñamos arriba, esta noción afecta, sobre todo, a los más pequeños, a quienes asisten por primera vez a un colegio o centro preescolar.

Cambio de colegio: Es normal sentir nervios cuando se cambia de escuela, pues se trata de conocer un nuevo ambiente y hacer nuevos amigos. Sin embargo, puede que quien no tenga fobia escolar la desarrolle a partir de esta experiencia. Esto se debe a que los niños suelen integrarse rápido a una comunidad; pero cuando lo alejan de ella, sienten que les han quitado parte de su vida.

fobia escolar y el colegio

Así que pueden desarrollar el miedo o la fobia escolar al tener que enfrentarse a una realidad distinta a la que conocían. Claro, estamos hablando de probabilidades, sin embargo, hay que tenerlas en cuenta, pues esto puede crear un trauma en el joven.

Acoso: En muchos casos, la fobia escolar está relacionada con el acoso. De hecho, puede que el niño o joven no tenga miedo de ir a la escuela, sino de tener que enfrentarse con aquellos niños abusivos. En estos casos, puede que el joven disfrute de estudiar, pero sus temores se disparan al tener que enfrentarse con ellos a diario; en estos casos, aunque cambie escuela, puede que los síntomas perduren, y aunque esté en un entorno más favorable, la aversión a la escuela y todo lo que representa ya está allí.

Estrés: Como ya mencionamos, las exigencias por parte de los padres y maestros para que el niño obtenga excelentes calificaciones también puede generar ansiedad que desembocará, tarde o temprano, a la fobia escolar.

Fracaso escolar: otro desencadenante de la fobia escolar, y que está muy relacionada con el estrés es el fracaso. En este sentido, puede que, debido a la presión, si el joven reprueba alguna prueba, esto ocasione que, debido a las repercusiones o consecuencias, comience a desarrollar temor o incluso aversión por la escuela y los estudios en general.

Ahora bien, hay que ver las causas como un todo, y no como hechos aislados, si bien un factor por sí solo puede desencadenar la fobia escolar; lo más frecuente es que la combinación de varios de estos factores cause dicho trauma.

Así, por ejemplo, alguien es propenso a desarrollar fobia escolar si sus padres son muy exigentes para que obtenga buenas calificaciones, y al mismo tiempo también es acosado por compañeros o abusadores, quienes suelen maltratar tanto física como sicológicamente a quienes consideran débil.

Si añadimos a este cóctel el maltrato por parte de profesores, se dan las condiciones propicias para que el joven desarrolle temor irracional o desmedido a todo lo relacionado con actividades escolares.

Fobia escolar y rechazo al colegiolos niños y la fobia escolar

Como vemos, todos estos factores se unen para crear la fobia escolar. Como el mismo nombre también lo indica, también implica un rechazo contundente al colegio como institución. De esta forma, los que tienen fobia escolar harán todo lo posible para faltar a clase.

Esto contribuye, en cierta medida con el ausentismo escolar, aunque no se puede decir que es la causa principal de este. Sin embargo, las manifestaciones del rechazo al colegio también se dan en la actitud del estudiante; una de las maneras, es inventando excusas para faltar, y por lo general, simula estar enfermo.

Por otro lado, el rechazo al colegio también está relacionado con lo que se conoce como vandalismo juvenil. En estos casos, los jóvenes, para ir en contra de lo que les provoca aversión, cometen actos o delitos como agresiones contra la estructura física, ya sea rayando las paredes, partiendo espejos de baños, y cosas por el estilo. Aunque no se ha determinado con exactitud que este tipo de actitudes estén intrínsecamente relacionados con la fobia escolar.

Fobia escolar y cómo tratarla

Hay quienes piensan que la fobia escolar es nada más una excusa para librar a los jóvenes de sus deberes escolares, sin embargo, hay que tener en cuenta la importancia de los trastornos de ansiedad y todo lo que puede desencadenar.qué es fobia escolar

Por este motivo, hay que tomar la fobia escolar como un problema serio que afecta a niños y adolescentes en todas partes del mundo. De hecho, la fobia escolar también puede perjudicar la carrera universitaria.

Esto se debe a que los síntomas pueden perdurar hasta la edad adulta, creando serios conflictos en aquellos jóvenes que están a punto de entrar a la universidad, o en aquellos que, aunque tienen las posibilidades de hacerlo, por los temores que ya trae consigo, rechaza seguir estudiando.

Ahora bien, ¿existe algún tratamiento para la fobia escolar? Como ya dijimos, este es un problema que no hay que tomárselo a la ligera, sino que se debe combatir y tratar a tiempo. Debido  al incremento de la deserción estudiantil, y al estrés relacionado con las actividades escolares, los psicólogos y otros especialistas en el área han decidido desarrollar técnicas terapéuticas para superar esta fobia particular.

Hay que tener en cuenta que muchas de estas terapias van de acuerdo a la edad y las necesidades del niño o adolescente; e incluso también influye la personalidad. En este sentido, un rasgo importante que hay que tener en cuenta es la variedad de personalidades que existen, aunque compartan algo en común: la fobia escolar.

Tratamiento de la fobia escolar

Si bien no existe un tratamiento determinado para la fobia escolar por los factores que ya hemos señalado, esta fobia se puede superar de acuerdo al tratamiento que estipule el especialista.

Por esto, lo primero que se debe hacer es identificar el problema real. Esto quiere decir que se debe acudir a un psicólogo o psiquiatra infantil para determinar si el niño o joven padece de esta fobia, o si se trata de algún otro trastorno.efectos de la fobia escolar

Como ya hemos mencionado, se trata de un tema delicado, por lo tanto, es necesario tomar todas las previsiones y ayudar a los muchachos a afrontar sus problemas. Por lo tanto, una vez hecho el diagnostico, el especialista indicará cuál será el procedimiento a seguir.

Como ya mencionamos, luego de determinar la personalidad del joven o del niño, se procede con el tratamiento. En raras ocasiones estos incluyen fármacos. Más bien se trata de terapias que motivarán a la persona a cambiar o moldear su conducta y a superar sus miedos.

En este sentido, los familiares también juegan un papel importante. Por eso, puede que el especialista en cuestión determine incluir a los familiares en dichas terapias.fobia escolar y rendimiento académico

Tratamiento psicológico de la fobia escolar

Es la terapia directa con el paciente. En un primer término, el especialista conoce a la persona por medio de cuestionarios o preguntas seleccionadas para saber mejor las características y la personalidad de la persona.

En un segundo término, también intentará determinar o reconocer cuáles son los desencadenantes de la fobia escolar, para así determinar las acciones o los siguientes pasos que debe seguir.

El terapeuta fijará las pautas de dichas terapias, así como el tiempo de acuerdo a la gravedad de la fobia, y por supuesto, a las respuestas de las mismas terapias. En este sentido, hay que señalar que dichas fobias no desaparecen de la noche a la mañana, e incluso no desaparecen del todo.

Por esta razón, el terapeuta puede ayudar a sobrellevar y contrarrestar los efectos de dicha fobia, brindándole las herramientas al joven para que pueda hacerlo por sí mismo en caso de sufrir un ataque fóbico.

En este tipo de terapias, debido al tipo de fobia, es importante contar con el apoyo familiar y de amigos. Por esta razón, el terapeuta podrá considerar necesario tener sesiones con los miembros de la familia para que ellos conozcan más acerca del problema.

Hay que tener que las terapias para las diferentes fobias no son iguales, por eso hay que tener en cuenta si el joven posee otro tipo de fobia, como la fobia a los payasos.

Terapias grupales

En este tipo de terapias se involucra el resto de la familia, así como los amigos más cercanos. En este sentido, los padres, así como los familiares, deben estar al tanto de la situación y comprender la situación del problema; de esta manera, estarán en la capacidad de brindar ayuda práctica en caso de que se desencadenen episodios fóbicos.

Ahora bien, los padres y familiares de niños y jóvenes que tienen fobia escolar pueden ayudar de la siguiente manera:

Comprender de qué se trata la fobia y tener paciencia. En ocasiones, los padres se pueden exasperar, obligando o forzando a los muchachos a ir a la escuela.motivos de la fobia escolar

Conversar con ellos sobre lo que les pasa. Una de las mejores terapias es la conversación. Por esta razón, los padres harán bien en escuchar a sus hijos sin ánimos de regañarlos o corregirlos. La conversación que se tenga con ellos les revelará mucho sobre los problemas que estos afrontan en la escuela.

De hecho, puede ser que el joven tenga que enfrentarse al acoso escolar, y eso le causa una profunda angustia. Si los padres son abiertos y están dispuestos a escuchar, pueden detectar este y otros problemas a tiempo; de esta forma, podrán tomar las medidas necesarias para detener dichos abusos, ya sea por parte de los profesores o de otros compañeros de colegio.

Fobia escolar en la adolescencia

Si bien la fobia escolar se desarrolla en menores de diez años, es una experiencia traumática que puede desarrollarse en la adolescencia, y está relacionada con el abuso o acoso escolar, así como el temor al fracaso.

Por eso, durante esta etapa, los padres deben estar al tanto de lo que les pasa a sus hijos y brindarles la ayuda que necesitan. Para ello, deben desarrollar una buena comunicación desde pequeños, de tal manera que ellos no se sientan avergonzados de contar sus problemas.

De esta manera, los padres se convertirán en verdaderos pilares y contribuirán en la confianza del adolescente; además, tendrá las herramientas necesarias para superar sus problemas y así estar bien integrado a su entorno.

Dejame Tu Comentario