Emetofobia: Significado, síntomas, tratamiento y mucho más

Ninguna  persona considera una experiencia agradable el hecho de tener que vomitar.  No obstante, hay  quienes ignoran la existencia de la emetofobia o el  miedo  a vomitar, es un trastorno de ansiedad y una fobia muy común entre todas las fobias raras, y se puede observar especialmente entre las mujeres y adolescentes. Para un individuo que padezca de emetofobia, la angustia y temor que siente ante la posibilidad de vomitar puede ser agotador.

emetofobia

Sin embargo, la emetofobia se puede desarrollar con síntomas parecidos al trastorno de pánico, y hacer que la persona evada cualquier situación que le produzca el vómito, como por ejemplo el contacto con personas enfermas, estar en lugares de venta de comidas, ingerir alcohol o usar baños públicos, todas estas cosas que son un detonante y estímulo para provocar el vómito o pensamientos relacionados a vomitar.  En este sentido, es afrontando rápidamente la fobia a vomitar y aliviar las náuseas que se puedes superar la emetofobia.

Tambien Te Recomiendo Leer:

Significado de emetofobia

La emetofobia se define como un constate, inconcebible e  irracional miedo al vómito, o a vomitar.
Generalmente, un porcentaje menor de la población siente temor a vomitar, pero solo se habla de emetofobia en los casos extremos. Las personas que  padecen de este tipo de fobia tienen un profundo temor tanto a vomitar ellos mismos como a observar a otra persona hacerlo.

emetofobia

Cuando se trata de casos más extremos, los emetofobicos evitan por todos los medios de ir a comer fuera de casa,  socializar con las demás personas, y esto está muy vinculado con la Fobia Social , ya que el individuo se cohíbe de asistir a eventos, fiestas  y reuniones, por temor a enfrentar cualquier situación que le produzca la sensación de vomitar.   En ocasiones es posible que hasta deje de comer, por lo cual los especialistas han diagnosticado anorexia, màs no bulimia, ya que ese se trata de otra condición donde la persona se induce el vómito.

Las personas con este trastorno suelen  recurrir a circunstancias hasta exageradas  para evadir cualquier episodio  donde alguien vomite   Tener esta fobia es limitante para la vida en muchos ámbitos,  ya que se manifiesta no solo con malestares naturales de estómago, sino que el temor a vomitar lo afecta día y noche.

Tambien Te Recomiendo Leer:

En tal sentido, debemos comenzar a conocer primero en que consiste exactamente el trastorno de emetofobia,  Generalmente las personas que presentan este tipo de fobia específica,  son personas con un alto grado de sensibilidad y ansiedad, mostrándose excesivamente sensibles ante la opinión de los demás.

Los emetofobicos no suelen vomitar con frecuencia. Ahora bien, existen en la actualidad adultos, jóvenes y hasta niños que padecen de emetofobia. Se les reconoce como personas con exceso de ansiedad, ante alguna situación, o que una persona se sienta mal, experimentan tanto temor que hasta pregunta constantemente si vomitará o no.

La angustia producida por causa de alguna situación de exposición, les provoca huir del lugar, y si no logran hacerlo posiblemente sufrirá una crisis de pánico o vomitos por ansiedad.  Por lo general, se mantienen fuertes y  reprimen las náuseas, e incluso soportan el embarazo o procedimientos complicados sin llegar a vomitar. Estas personas  normalmente evitan acercarse a los niños y en algunos casos no son capaces de cuidarlos debido a que los niños vomitan con más frecuencia que cualquier adulto, inclusive se abstienen  de tener mascotas por temor a ser contagiados de ellos de alguna enfermedad que les provoca el vómito.

emetofobia

Las personas con este tipo de fobia pueden tornarse obsesivos con respecto a  la comida, tratan de evitar algunos componentes pensando que pueden causarle intoxicación, o una que otra comida relacionada a situaciones de vómitos de su infancia.  Otro de los casos, es el temor que otra persona vomite, por consiguiente, permanecen constantemente preocupados por sentirse cerca de ellos en ese  momento, y pueden vomitar ellos también.

Causas de la emetofobia

Tal parece que en la actualidad no existe un motivo específico para el desarrollo de este trastorno psicológico.  Algunas personas que sufren de emetofobia comentan haber tenido alguna experiencia o situación que le genero traumas con relación al vómito, como por ejemplo haber padecido de algún tipo de enfermedad  gastrointestinal como la gastroenteritis,  intoxicación por alimentos, o haber observado de manera involuntaria a alguien vomitar.

emetofobia

A partir de cualquiera de estos sucesos, que particularmente son muy frecuentes en la niñez, se le da inicio a  vincular emociones muy negativas con respecto a  vomitar. Y allí cuando comienza la aparición de la emetofobia.

No obstante, existen personas que padecen de emetofobia que no han logrado identificar ningún episodio que los haya traumado y que pudiere ser la causante de su miedo a vomitar.

Síntomas de la emetofobia

En su mayoría los emetofóbicos se le hace difícil vivir una vida normal a consecuencia de su fobia,  constantemente  pasan el tiempo lavando en exceso los alimentos para que no le quede alguna bacteria que les pueda inducir el vómito.  Muchas personas que no sufren de esta fobia ignoran totalmente su existencia, no logran entender a las personas que la padecen, y quizás hasta se sorprenden, ya que para ellos sería más normal  tenerle  miedo o fobia a las alturas, o el temor  a las profundidades, que tenerle miedo a vomitar.  Parece algo muy extraño  y  fuera de lugar. Por esta causa  muchas personas con este trastorno  nunca manifiestan  este temor o lo esconden más que otras personas, por lo que es una fobia que ha sido escondida por mucho tiempo.

emetofobia

Por lo que  la forma de vivir de una persona con emetofóbia esa basada en gran parte a su fobia. En casos extremos, algunos no han logrado trabajar ni salir de casa en mucho tiempo, debido a su miedo. Estos son algunos de los síntomas más frecuentes de un emetofóbico:

  • Crisis de ansiedad
  • Sudoración excesiva
  • Aceleración del ritmo cardiaco,
  • Sensación de terror
  • Rigidez muscular
  • Dificultad respiratoria
  • Deseos de huir

Al igual que otros tipos de fobias,  las personas que padecen de emetofobia  experimentan  altos niveles de excitación física, comportamiento  de evitación  como por ejemplo llevar  consigo medicamentos para trastornos estomacales y ansiolíticos de todo tipo. Las personas emetofóbicas  tienen muy poca valoración hacia su persona y muy baja autoestima,  puesto que creen  con firmeza  que tienen graves problemas para confrontar la vida cotidiana. Consideran que vomitar es un signo de pérdida de control, también sienten miedo a  develar  lo que llevan por dentro. Pero más allá de eso, parece representar  su inmenso miedo a morir.

Trastornos relacionados a la emetofobia

Probablemente, si una persona siente miedo desmedido a vomitar, es natural que tenga temor de ingerir alimentos que pudieran ocasionarle el vómito. Es por eso que la mayoría de las personas que sufren de emetofóbia temen comer en grandes cantidades por miedo a vomitar por lo que suelen comer en pequeñas proporciones y debido a esto pueden sufrir de anorexia.  Tienen extremos cuidados con respecto a la manipulación de sus alimentos, ya que  temen contaminarse con algún virus o bacteria.

emetofobia

La emetofobia puede desarrollar en la persona otros tipos de fobias, como por ejemplo la agorafobia que es el miedo a los espacios abiertos, y situaciones como una conducta obsesiva compulsiva al temer contagiarse de alguna bacteria en todos lados.  En la actualidad no existe mucha información sobre la emetofobia, por lo que puede ser muy difícil de tratar, debido a que los pacientes temen que con una terapia de exposición puedan estimular el vómito. Efectivamente, se ha concluido que  este tipo de terapia no da los resultados esperados, por lo tanto es preferible realizar una terapia cognitiva conductual.

También es muy frecuente que la persona recurra a  medicamentos antidepresivos,  inclusive se han observado casos de personas que han superado esta fobia vomitando, tanto de manera natural como inducida.

La emetofobia en niños

Esta fobia al vomito que se presenta en los niños se le puede llamar vómitos psicógenos, es decir, cuando es por causa psicológica. Pero no significa que sean intencional.  Este trastorno es  muy usual en niños, y en ocasiones su diagnóstico es complejo ya que puede deberse a otras causas.

emetofobia

Si un niño vomita muy seguido, o sin motivo justificado, lo primero que debes hacer es consultar a su pediatra,  a fin de descartar alguna causa orgánica. Una vez que se tenga un diagnóstico será el momento de ir a la consulta de un psicólogo pediatra, quien determinara lo que está pasando, las causas y como se de tratar.

En este sentido, el vómito es una forma que tiene el niño de  expresar sus emociones. Puesto que el lengua emocional de un pequeño es muy escaso, y suelen expresarse a través del llanto, gritar, hacer pataletas, pedir que los consientan, y es por medio del vomito que también pueden manifestar lo que les  pasa.

emetofobia

Hay muchos niños de naturaleza ansiosa. Suelen preocuparse por cosas, absorben problemas y dificultades del entorno que los rodea, desarrollan episodios de estrés con facilidad, este es un perfil de un niño que puede vomitar ante situaciones como un examen o simplemente porque tienen que ir a la escuela y no quieren alejarse de la madre.

La emetofobia y sus diferentes etapas

Como todas las demás fobias, el miedo que la persona experimenta con situaciones que tengan que ver con el hecho de vomitar, cumple un tiempo determinado y se puede manifestar en diferentes etapas.

Por lo tanto, si  tienes este tipo de trastorno, lo primero que ocurrira antes de que se manifiesten los síntomas, es que algo pueda recordarte al vómito.

Tambien Te Recomiendo Leer:

emetofobia

Otras conductas evasivas causadas por la emetofobia pueden ser evadir  ir al baño, temes que con solo verlo te haga vomitar, ir a comer en restaurantes, tiene extremos cuidados con los tios e alimentos que consume, ya que le teme contraer alguna infección en su aparato digestivo que le pueda hacer vomitar.  Y es de esta manera como se va creando estos tipos de comportamientos de evitación anticipada. Cuando un pensamiento que tenga que ver con el vómito vuela a pasar por tu mente, este ciclo comienza nuevamente.

A pesar de estas conductas de evitación ante situaciones causadas por el  temor a vomitar, algunas personas con este trastorno han podido convivir con el temor desmedido durante muchos años, hasta que llega al límite donde el miedo no se pueda controlar, entonces es el momento cuando la persona debe buscar ayuda profesional, con especialistas de la salud calificados para tratar este tipo de trastornos e indicar los tratamientos más adecuados y eficaces.

Tratamiento para la emetofobia

El tratamiento adecuado para este tipo de fobia es muy similar al de cualquier trastorno de ansiedad. En la actualidad hay muchos modos de enfocarlo, a partir de una terapia cognitivo-conductual, que hasta los momentos es una de las más efectivas, también el proceso de psicoanális, este casi no es utilizado, o la terapia corta estratégica que ha dado resultados excelentes. En cualquiera de los casos, lo más recomendable es consultar a un buen profesional de la salud, que lo ayude a superar este trastorno que va incapacitando a las personas día a día.

emetofobia

Si has experimentado algún evento de emetofobia, no tienes que luchar con esta problemática toda la vida, ya que existen tratamientos adecuados  que te pueden aliviar sus molestos síntomas.

Según algunos estudios realizados se señala que el tratamiento básico y el mas común  para este tipo de trastornos es la terapia cognitiva conductual.  Este método es muy exitoso para el tratamiento de muchas otras fobias.

El especialista terapeuta deberá enfocarse en los miedos desmedidos que presenta el paciente, con  mucha entereza y cuidado, sin nunca tratar de  minimizar el sufrimiento que traviesa la persona emetofóbica, a causa de su intenso temor.

Las terapias lograran que el paciente controle mucho más la ansiedad a la hora de exponerse a estímulos, y a transformar esos pensamientos negativos absurdos que pueda tener en ese momento, por pensamientos más fundados y positivos.

emetofobia

El tipo de terapia de exposición que se hace paulatinamente, también puede ser de mucha utilidad. Escribir sobre el acto de vomitar, luego la exposición poco a poco puede ser a imagines donde se visualice alguien vomitando o actuando como si lo hiciera, o exponerse a olores desagradables, puede ser una técnica.  No es recomendable  exigir al paciente que vomite  para eliminar su temor, generalmente con este método no se dan buenos resultados.

Todas los métodos de relajación que sean de utilidad para el control de la ansiedad, como por ejemplo hacer  yoga, ejercicios respiratorios, de relajación muscular, hasta puede ser la meditación, todas estas técnicas causan en el paciente muy buenos efecto para controlar la emetofobia, o cualquier tipo de fobia que haya desarrollado.

En algunos casos muy  extremos, el consumo de ansiolíticos ayuda mucho. Si la persona ha adquirido otra afección además de ese temor al vómito, como la agorafobia, o algún otro trastorno obsesivo compulsivo, entre otros, es muy seguro que el psicoterapeuta le indicará medicamentos que lo puedan ayudar con el control de la emetofobia.

emetofobia

Por otro lado, se tiene que tener extremo cuidado con las personas emetofobicas, ya que experimentarán mucho miedo de que los fármacos indicados por el especialista le provoquen episodios de vómitos, por lo que es muy importante insistirle que este tipo de medicamento no le causa vómitos, sin embargo, es bueno que le sea indicado antiemético para que lo use las primeras dos semanas del inicio del tratamiento.

Es importante tener en cuenta que una  persona con este trastorno,  no se mejorará con unas pocas terapias. El que éxito del tratamiento consisten en lo prolongado que pueda resultar estas sesiones, que si se hacen con compromiso se obtendrás excelentes resultados a mediano o largo plazo y será una emetofobia eliminada.

Cura para la emetofobia

La mayoría de las personas emotofoicas tratan de hacerle frente a este fobia a través de la evitación, siempre que sea necesario, pero este trastorno puede ser tratado con éxito con terapias para la ansiedad y una adecuada medicación farmacológica.  Sin embargo, se han observado algunos inconvenientes relacionados al tratamiento de la emetofobia. Actualmente este tipo de fobia se ha vinculado a imágenes que causan un impacto negativo en el subconsciente de la persona afectada.

emetofobia

Este sentimiento se ha tornado tan profundo que es muy difícil de solucionarlo con solo fuerza de voluntad o el propio esfuerzo de la persona. Los emetofobicos pueden ser capaces de reconocer su miedo desmedido, pero igualmente siguen sintiendo impotencia al no poder controlarlo.

Ahora bien, se ha confirmado que la hipnosis es una potente herramienta para la cura de cualquier fobia, ya que se puede disgregar el miedo ante  imágenes negativas del subconsciente. Esta es una de las terapias más seguras, no es invasiva y garantiza una cura definitiva de la fobia.

Los tratamientos a partir de la hipnosis pueden comprender sesiones de terapia de relajación, ya que tiene un efecto calmante que permite relajar la mente para dar inicio a la  hipnosis. Cuando una persona está a gusto sin nada que lo preocupe, la hipnoterapia guía  el subconsciente  a un nuevo paso, a un pensamiento donde no existen las fobias.

La emetofobia frecuentemente está vinculada con otros tipos de fobias,  por lo que es bueno contar siempre con un adecuado programa de tratamiento para enfrentar todas estas situaciones. Por lo que es de suma importancia contar con un buen programa de tratamiento para hacerle frente a todas estas situaciones. La terapia con  hipnosis puede tratar otros tipos de  temor o varias fobias a la vez.

emetofobia

Las terapias con hipnosis han permitido a muchas personas de manera fácil, eliminar sus fobias y temores, esta es una forma muy popular de tratarla. Las técnicas aplicadas en la hipnoterapia, resultan ser muy eficaces para estos tipos de trastornos de ansiedad. Estos métodos son la ayuda que necesitan muchas personas para superar las fobias, ayudándolos a se sentirse más seguros en el desenvolvimiento de su vida cotidiana.

Recomendaciones para lidiar con la Emetofobia

Identifica los estímulos:  Casi todos  los casos de emetofobia,  son ocasionados  por alguna situación específica, como por ejemplo percibir  el aroma de algun perfume, o estar en algún sitio que puede ser desagradable, entre otros.  Averiguar qué produce este trastorno puede ayudarte a evadir el motivo o enfrentarla en la terapia. Algunos estímulos más comunes son:

  • Mirar o imaginar vomitar a una persona o animal
  • Estar embarazada o ver a alguien en ese estado
  • Viajar
  • Medicamentos
  • Aromas y olores
  • Alimentos

Evita el estímulo:  Para la mayoría de las personas, luchar con la emetofobia puede ser algo tan fácil como evadir lo que la estimula. Sin embargo, hay que tener consciencia de que a veces esto no es del todo posible, porque en el caso de tener un niño enfermo en casa debes buscar alternativas que te permitan lucha contra ese miedo si es necesario, de lo contrario no podrás lidiar con la enfermedad del niño.

Informate anticipadamente como puedes evadir el estímulo.  Como por ejemplo, si algunos alimentos hacen que te produzca temor, entonces no los mantengas en casa.  Mantente lejos de lo que te pueda causar el temor, mientras no afecte tu vida o la de los demás.

Acepta que padeces de emetofobia:  Este trastorno  es muy común, pero puede ser muy agobiante  si la tienes. Olvida el ” no puedo vomitar ” y comienza a conciliarte contigo mismo en relación al miedo de  vomitar, te puede ayudar a relajarte y a luchar con la ansiedad que produce el temor.

Manten una buena comunicación  con las personas:  La mayoría de las personas que desconocen este tipo de trastorno, suelen reaccionar con sorpresa ante tu comportamiento en situaciones en las que evades los estimulos.  Sé claro con otras personas  con respecto a tu fobia, lo que te puede ayudar a  prevenir  situaciones o simplemente preguntas que te incomodarán. También de servirá de ayuda para mantenerte relajado y con total control del temor.

  • Hazle conocer a las demás personas en que consiste tu temor así evitaras que algo suceda. Quizás logres que las personas te ayuden a impedir que estos estímulos se manifiesten y desencadenen tu miedo.   Hacer  bromas acerca de la emetofobia alivia la tensión y el temor.
  • Algunas personas quizás ignoren que existe la emetofobia. Por lo que deberás  ser tolerante si te denigran y comprender que su comportamiento puede ser generado por ignorancia con respecto a este tipo de fobia.
  • Ignora cualquier comentario que te cause molestia, lo mejor es contestarle dándole información sobre este tipo de trastornos psicológico y sus causas, confirmándoles de alguna manera que es un condición que se puede tratar con éxito.
  • Mantente en contacto con tu familia y amigos, y busca su apoyo, así será más fácil sobrellevar esta condición, mientras te sometes a tratamientos adecuado para eliminarla.

emetofobia

Busca ayuda grupo de apoyo:  Ya que la emetofobia es muy común, existen grupos de apoyo tanto reales como virtuales. Trata de formar parte de estas comunidades, allí encontrarás personas y compartirás experiencias parecidas que puedan ayudarte a lidiar con este tipo de situaciones.

  • Forma parte de foros y discusiones en cuento a tu tipo de fobia, esto también puediera significar  una buena  manera de sobrellevar este tipo de dificultades. Puedes documentarte y  buscar en redes sociales comunidades virtuales, incluso a la propia Sociedad Internacional de Emetofobia, a fin de que te brinde información veraz del significado de la Emetofobia, causas, consecuencias y tratamiento.
  • Únete a grupos de apoyo como Asociaciones que traten la depresión y ansiedad, ellos pueden ayudarte a tener más control sobre la ansiedad que relaciona a la emetofobia.

Recibe los tratamientos adecuados

  • Pide una cita con un profesional de la salud: Si tu temor al vomito  interviene en tu capacidad para vivir una vida normal, toma una cita con el doctor. Él es la persona más adecuada para ayudarte a encontrar métodos para enfrentar esta fobia, e indicarte que medicamentos puedes tomar para aliviar tus nauseas o el vómito.
  • Inicia un programa de terapias: La emetofobia no es un trastorno que puedas padecer toda tu vida, aunque los tratamientos puedan durar un tiempo prolongado. Este tipo de fobia se trata con diferentes tipos de terapias que tienen resultados muy exitosos, logrando dejar de vomitar en su totalidad. Esto te permitirá vivir la vida que deseas, de forma agradable y sin el miedo a vomitar.
  • Toma los medicamentos prescritos.Si la emetofobia y la náusea son de gravedad, entonces tu doctor puede recetarte fármacos para ayúdate a aminorar los malestares.
  • Recurre a las técnicas de relajación.Ya que los síntomas de la emetofobia son  muy parecidos al trastorno de pánico, una buena sesión de relajación puede ayudar a controlar los síntomas  y a calmar las náuseas y el vómito.
  • Come alimentos suaves.Si sientes una crisis  de náusea o de vómito, es muy  factible que quieras comer algún tipo de alimento suaves y livianos.
  • Ingiere líquidos transparentes.La deshidratación es una de las causas de náuseas y mareos, estos malestares pueden desencadenar en una emetofobia.  Ingerir líquidos transparentes es beneficioso ya que ayuda con la hidratación del organismo
  • Asegúrate de dormir las horas necesarias cada noche, esto te ayudara en gran manera a relajarte y controlar tus miedos. Es recomendable tomar siestas cortas en el transcurso del día a fin de aplacar las náuseas.

 

Dejame Tu Comentario