Dismorfofobia: Significado, síntomas, tratamiento y más

¿Qué es la dismorfofobia o dismorfia ? Aunque la palabra suene extraña para algunos, y para otros tal vez les sea familiar, la dismorfofobia es el temor o el miedo irracional a las deformaciones físicas. Por esta razón, hoy estaremos hablando un poco sobre esta fobia para conocer sus síntomas, el tratamiento que se debe seguir, y sobre todo, lo que puede hacer la persona que tiene dismorfofobia.dismorfofobia

Hay que tener en cuenta, además, que la dismorfofobia o trastorno dismórfico corporal ( TDC ), además de considerarse una fobia, también se considera un trastorno. La persona que la tiene se obsesiona con su apariencia, y no tolera tener a su lado a personas con defectos físicos, no importa si se notan poco o mucho.

Por otro lado, también cabe destacar que existen varios tipos de dismorfofobia, y esto puede llevar a la persona a desarrollar un trastorno obsesivo compulsivo, es decir, se obsesionará con la higiene personal, así como con el cuidado de su apariencia, entre otros síntomas.

Tambien Te Recomiendo Leer:

Así que, a continuación, veamos un poco más sobre la dismorfofobia, lo que esta fobia implica, además de su significado, y cómo se puede tratar.dismorfofobia y autoestima

Significado de dismorfofobia

¿De dónde se origina esta palabra, y por qué se la relaciona con el miedo a los defectos o físicos? Pues bien, esta palabra, como muchos otros del idioma español, es una combinación de varias palabras de origen griego.

Así, esta palabra está compuesta, por la palabra griega dis, que significa dificultad, morpho, o morfo, que significa forma, y phobia, o fobia, cuyo significado es miedo, temor. Como vemos, esta palabra se introdujo como un neologismo en el campo de la medicina, en el año 1886. Más tarde, otro médico, acuñó la expresión Complejo de Tersites para denominar dicho trastorno.

Sin embargo, con el paso del tiempo, a la dismorfofobia más tarde se la denominó trastorno dismórfico corporal, siendo este el término que se usa con mayor frecuencia por los especialistas. A pesar de esto, se pueden usar ambos términos para describir esta fobia.

Hay que tener en cuenta, además, que el primer caso registrado de dismorfofobia lo hizo Freud, al atender a un hombre al que llamó El hombre de los lobos, debido a su complejo. Pero no fue sino hasta 1987 cuando la Asociación Psiquiátrica Americana reconoció a la dismorfofobia como un trastorno psiquiátrico.

Como se puede ver, más que una fobia, también es considerada como un trastorno. Pero, entonces, ¿qué es la dismorfofobia? Veamos la definición actual para poder entender mejor el asunto.dismorfofobia y seguridad

Tambien Te Recomiendo Leer:

Dismorfia y su Definición

La dismorfofobia es la preocupación excesiva por algún defecto físico, por más insignificante que sea. Esta preocupación, por llamarla de esta manera, hace que la persona opte por un comportamiento obsesivo, exagerando dichos defectos.

En este sentido, se crea un complejo relacionado con la estética, pues la persona aborrecerá todo aquello que lo haga ver o lucir feo. Por esta razón, hará todo lo posible para eliminar dichos defectos.

En otras palabras, la dismorfofobia es el temor a los defectos físicos. Como ya mencionamos, esto puede llevar a que la persona desarrolle un complejo obsesivo en cuanto a su apariencia; pero también generará una repulsión por aquellos cuya apariencia resulte desagradable debido a una deformidad, por más insignificante que esta sea.

Así, los niveles de ansiedad crecen, y la persona puede verse afectada en varios niveles, llegando a desarrollar incluso otros tipos de fobias, como la fobia social, por ejemplo, o también misofobia, que, como veremos más adelante, también está relacionada con los trastornos obsesivos compulsivos.dismorfofobia exageración de defectos

Por otro lado, la dismorfofobia también está relacionada con la atelofobia, que es el temor a sentirse imperfecto. Como vemos, ambos temores se pueden juntar, por decirlo de alguna manera, para crear un trastorno obsesivo, que a su vez llevará a la persona a la búsqueda de la perfección.

¿Qué peligros encierra esta fobia?

La dismorfofobia puede conllevar a que la persona se comporte de una manera extraña ante su entorno. Esto quiere decir que su actitud puede ser nociva, principalmente para el individuo, pero también afectará en diferentes grados a su entorno más cercano.

En estos casos, la persona con este trastorno se aislará para que los demás no vean sus defectos; tampoco es capaz de recibir críticas, y estas le afectarán de gran manera que la llevarán a seguir cierto comportamiento o conducta.

Además, también se obsesionará con su limpieza personal, así como la limpieza de todo su entorno, y como ya lo mencionamos, tampoco tolerará a personas que consideren que tiene una deformación física; de hecho, esto le puede generar ataques de pánico.

Por otro lado, en su búsqueda de la perfección, y para mejorar su apariencia personal, hará todo lo posible para verse bien, lo que implica gastar mucho dinero en productos de belleza, e incluso hacerse cirugías que considera necesaria, aunque en realidad no las necesite.

Como vemos, este trastorno, o fobia, afecta de gran manera a las personas que la tienen, desde el punto de vista familiar y relaciones sociales, hasta en su propia salud; pero también en sentido económico.causas de la dismorfofobia

Ahora bien, esto no quiere decir que todas las personas que quieran mejorar su apariencia sufran de dismorfofobia, o de trastorno dismórfico. En este sentido, hablamos de personas que tal vez se pinten el cabello para ocultar sus canas, o aquellas que se maquillan para verse mejor; el punto está cuando se sienten obsesionadas por remover esos defectos.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que muchos de estos defectos, aunque sean leves, la persona los exagerará; y en el peor de los casos, hasta es capaz de imaginárselos.

Por esta razón, para identificar a una persona con dismorfofobia o dismorfia, hay que analizar bien los síntomas, y saberlos reconocer; al poder hacer esto, estaremos en la capacidad de saber si nosotros sufrimos de este trastorno, o si se trata de una preocupación racional por cuidar nuestra apariencia personal y asi estar concientes de la dosmorfia corporal y su prevencion.

Además, también estaremos en la capacidad de brindarle ayuda y apoyo a aquellos que de verdad sufren de esta fobia. Por eso, analicemos a continuación los síntomas de la dismorfofobia.

Síntomas de dismorfofobiaconsecuencias de la dismorfofobia

Ahora bien, los síntomas de la dismorfofobia afecta en gran manera la vida de las personas y de su entorno social, como ya lo mencionamos. Pero también está claro que, al identificarlos, como ya dijimos, podemos brindarle ayuda a las personas que tienen este trastorno.

Los síntomas son los siguientes:

La persona tendrá pensamientos recurrentes y obsesivos sobre sus propios defectos, es decir, los exagerará. De esta manera, también desarrollará un comportamiento obsesivo compulsivo que está relacionado con sus propios defectos. De hecho, los especialistas relacionan el trastorno dismórfico con el TOC, o trastorno obsesivo compulsivo.

Además, la persona afectada, debido a dichos pensamientos frecuentes, también va a crear ideas exageradas, hasta llegar al punto del delirio sobre sus propios defectos. Esto, puede llevar a la persona a desarrollar una actitud negativa, por lo que la depresión y la baja autoestima también le afectarán.

Esto quiere decir que la persona tendrá un concepto muy bajo de sí misma, llegando incluso a compararse con otras personas. De esta forma, puede crear un ambiente hostil en su entorno, tanto en familiares como amigos; pero puede ir un poco más allá, pues este comportamiento también es notorio entre compañeros de estudio o de trabajo.

Al ser consciente de su supuesto defecto, la persona sentirá profunda vergüenza de su apariencia, lo que puede llevar otro tipo de conductas, como aislarse de su entorno familiar y social, o desarrollar otras fobias, como ya mencionamos más arriba. Esto se debe a que tendrá sentimientos de aversión, ya que sus pensamientos pueden derivar en creer que otras personas notan y se burlan de sus defectos.la dismorfofobia

Otro síntoma que presenta debido a todo esto es un profundo complejo de inferioridad, y esto nos lleva de nuevo, al aislamiento.

Debido a esto, también la persona será muy sensible a las críticas, o incluso a los consejos que se le puedan brindar.

Por otro lado, la persona puede presentar un bajo rendimiento laboral, o académico debido a que sus pensamientos estarán enfocados con frecuencia en la concepción que tienen los demás de su apariencia. Además, al tener depresión y ansiedad, la persona no se concentrará en lo que está haciendo.

Por otro lado, también desarrollará una actitud perfeccionista, pues querrá por todos los medios verse bien.

Preocupaciones que genera la dismorfofobiadismorfofobia y los demás

Aunque estos son los síntomas, las preocupaciones principales que genera la dismorfofobia están relacionadas con su peso, así como con la simetría de su cuerpo, es decir, puede pensar que alguno de los miembros de su cuerpo es más grande que otro, como las orejas, o los brazos, por ejemplo.

También se preocupará por su cabello, ya sea que le estén saliendo canas, o se le esté cayendo, procurará ocultar dicho defecto a como dé lugar. Además, los rasgos faciales también son fuentes de preocupación; por lo general las personas con trastorno dismórfico creerá que tiene las orejas o incluso la nariz o los labios muy grandes.

De los efectos de la dismorfia corporal para muchos, la principal fuente de preocupación es su peso corporal, e incluso el desarrollo adecuado de masa muscular.

Trastorno dismórfico y trastorno obsesivo compulsivo

Los especialistas relacionan el trastorno dismórfico, o la dismorfofobia con el trastorno obsesivo compulsivo. Esto se debe a que ambos generan síntomas parecidos, y el más común en ambos es la ansiedad.

Pero también, otro síntoma que se manifiesta en ambos es la distorsión de la realidad. En este sentido, el miedo y la ansiedad crecen cuando la persona no está consciente de la realidad, sino que más bien la exagera, por lo tanto produce pensamientos negativos, y estos les pueden producir ataques de pánico.

Además, al querer mejorar su apariencia, la persona podría desarrollar conductas repetitivas que, si no las realiza, se sentirá incompleto, y generará sentimientos de inseguridad, y de nuevo, ansiedad.concepción de dismorfofobia

Aunque hay que tener bien claro que un trastorno no implica el otro; es decir, no necesariamente la persona con trastorno dismórfico tendrá trastorno obsesivo compulsivo, y viceversa; sin embargo, es posible que una persona con dismorfofobia pueda desarrollar algún tipo de trastorno obsesivo compulsivo, y esto podría agravar sus problemas, sobre todo su salud mental.

Tambien Te Recomiendo Leer:

Ahora bien, hay que tener en cuenta que una persona con dismorfofobia,  o trastorno dismórfico no siempre tuvo dicho trastorno, sino que lo pudo haber desarrollado en algún momento de su vida. Aunque hay quienes alegan una predisposición genética, la verdad es que esto no está cien por ciento comprobado. Por eso, a continuación analizaremos las causas para que alguien desarrolle el trastorno dismórfico.

Causas de la dismorfofobia

Analizaremos la dismorfia corporal y sus causas. Esto también nos ayudará a comprender el comportamiento de quienes hayan desarrollado esta fobia. Es importante, en este punto, comprender a la persona y tratar de entender su comportamiento.

En este sentido, comprender muy bien las causas por las que desarrolló dicha fobia nos ayudará a manejar ciertas situaciones, y si ya conocemos los síntomas, podremos comprender, aunque no sea a cabalidad, la conducta de dichas personas; y sobre todo, nos ayudará a no juzgarlas, pues esto lo que haría es aumentar su complejo y complicar más la situación.

Mira este video de la dismorfia y su significado.

Existen diferentes causas por las que se desarrolla dicha fobia. Como ya mencionamos, hay quienes alegan una disposición genética; sin embargo, esto no está realmente comprobado. Más bien, la dismorfofobia está relacionada con hechos traumáticos en la vida de una persona.

En este sentido, vivencias en la infancia, o malos tratos pueden haber generado complejos de inferioridad, y esto también afecta en cómo la persona se ve; esto se acrecienta más aún si se aprovechaban de algún defecto físico para burlarse o herirlo, así como el uso de apodos que tuvieran que ver con ello.

Otra de las causas también está relacionada con la autoestima, y esta, a su vez, está relacionada con la depresión. Todos en algún momento de nuestras vidas hemos tenido bajones en nuestra autoestima, y también nos hemos deprimido; sin embargo, las personas que se quedan inmersas en un mal concepto de sí mismas, pueden llegar a generar trastorno dismórfico. Aunque se relaciona con frecuencia en la etapa de la adolescencia, en realidad, esta fobia se puede presentar en cualquier etapa de la vida.

Una preocupación excesiva por la apariencia personal también puede generar dismorfofobia. En este caso, no está  mal que nos preocupemos por nuestra apariencia personal; sin embargo, una conducta obsesiva al respecto puede desencadenar la fobia o el trastorno.

Regresando a la infancia, la actitud de los padres y el trato que estos le den también puede influir al respecto. En este caso, los padres que sean severos con la apariencia, e incluso que tengan actitudes obsesivas al respecto, pueden transmitir a sus hijos dichas inquietudes, haciendo que ellos también desarrollen dichas fobias.dismorfofobia y belleza

Como ya mencionamos, la fobia puede aparecer en cualquier etapa de la vida. Todos estamos expuestos a una sociedad donde se valora la belleza y la apariencia perfecta; así que muchas personas pueden estar sometidas bajo una presión muy alta, y de esta forma, para cumplir con dichos estándares, puede desarrollar un trastorno dismórfico, e incluso un trastorno obsesivo compulsivo.

Como vemos, estas son algunas de las causas, por no decir las principales, para que alguien desarrolle la dismorfofobia. Hay que tener en cuenta, además, que en ocasiones, será una sola de estas la que desate la fobia; sin embargo, lo más común es que sea una combinación de varias de estas causas. La presión social, la crítica de padres y amigos, así como una baja percepción de sí mismos son los detonantes o ingredientes principales para que alguien eleve y padezca una obsesion por el fisico.

La dismorfofobia y la vejez

En esa búsqueda de la perfección y de la juventud, muchas personas pueden desarrollar este trastorno cuando está llegando a cierta edad. Si bien es cierto que la dismorfofobia puede aparecer en cualquier etapa de la vida, es en la edad madura que aparece con mayor frecuencia.

Esto se debe a los cambios naturales degenerativos del cuerpo humano. Al notar dichos cambios, una persona se rehusará a vivirlos, y por lo tanto, se obsesionará por mantener una apariencia más juvenil.dismorfofobia y envejecimiento

De este modo, adquirirá productos de belleza y de rejuvenecimiento de la piel, así como cremas humectantes y cientos de productos cosméticos para mantener su apariencia juvenil lejos de una ” dismorfia facial “. En este sentido, la publicidad también influye mucho, debido a que a diario se promocionan cientos de artículos relacionados con el rejuvenecimiento.

Por otro lado, las personas podrían optar por hacerse cirugías para eliminar los defectos que vayan apareciendo, como las arrugas, aunque estas sean mínimas. En casos extremos, al ver que su deformidad no se detiene, o que no puede alcanzar la perfección, muchas personas optan, como medida desesperada, el suicidio.

Como vemos, es algo que no se debe tomar a la ligera, y que requiere de un tratamiento adecuado y a tiempo para ayudar a la persona a superar su propia obsesión y de aceptarse tal como es. Sin embargo, antes de esto, veamos y conozcamos los tipos de dismorfofobia que existen.

Dismorfofobia peneana

Muchos hombres se obsesionan con el tamaño de su miembro sexual, es decir, el pene. Esta preocupación les genera estrés y ansiedad, sobre todo cuando están con el sexo opuesto y en el momento de tener relaciones sexuales.

Esto trae como consecuencia que, debido a la ansiedad y el estrés por ser juzgado, su desempeño sea muy pobre. A este tipo de ansiedad se le conoce como dismorfofobia peneana. Esto quiere decir que la persona se obsesionará con el tamaño de su pene, buscando maneras de superar su defecto.

Esto lo hará por medio de cirugías o cualquier otro medio no convencional que podría poner en riesgo su actividad sexual. Aunque el tamaño promedio es de 16 centímetros, debido a la industria pornográfica, se ha distorsionado el tamaño del miembro masculino, lo que genera en los hombres el temor o el trastorno de dismorfofobia peneana.

Por lo tanto, el hombre con esta inquietud, o fobia, buscará la manera de rendir su desempeño sexual, creyendo que así podrá complacer a su pareja. Sin embargo, como ya mencionamos, su conducta puede traer consecuencias graves tanto para su salud física, como para su desempeño sexual.

Dismorfofobia delirante

Se puede decir que este es el tipo de dismorfofobia más grande que existe. Hay personas con dismorfofobia que son conscientes de su situación, sin embargo, la dismorfofobia delirante genera en la persona una concepción totalmente equivocada de su realidad.dismorfofobia y peso

Es decir, creerá que se su defecto es sumamente grave y que no tendrá reparos, algo como un sindrome dismorfico; y aunque se le diga lo contrario, o se intente razonar con ella, la persona con este tipo de trastornos no entenderá nada de lo que se le dice, o creerá que se le está mintiendo, y en muchos casos, llegará a pensar que le están mostrando lástima.

Incluso, si no tienen ningún defecto físico, pueden llegar a creer que sí. Esto se debe a que pueden desarrollar la dismorfofobia por proximidad, es decir, pueden llegar a pensar que también tiene los defectos de otras personas, o se preocupará en exceso por no desarrollarlos; de esta forma, evitará todo contacto con cualquier persona a su alrededor, pues piensa que, de alguna manera, se contagiará con los defectos de los demás.

Dismorfofobia corporal

Ahora bien, la fobia, o el trastorno más común, y que por tanto encierra a los dos tipos de dismorfofobia ya mencionados, es la dismorfofobia corporal. En este sentido, la persona estará atenta a cualquier defecto que haya en su cuerpo.

Estos defectos van desde miembros del cuerpo más grandes o pequeños que otros, así como marcas físicas o cicatrices. Además, la persona puede desarrollar complejos de inferioridad sisu apariencia es baja, o si es muy gorda.dismorfofobia masculina

En el caso de las mujeres, les puede afectar el tamaño de sus senos, ya sea que estos sean exageradamente grandes o muy pequeños, de la misma forma sucede con el tamaño de sus glúteos. Como ya vimos, en el caso de los hombres puede generar ansiedad el tamaño de su pene.

Dismorfia muscular

Este tipo de dismorfofobia está relacionado con la tonificación muscular. Aunque es más frecuente en los hombres, las mujeres también se pueden ver perjudicadas por dicha dismorfia corporal. Ahora bien, esta tiene que ver con la simetría corporal, así como con la musculatura del cuerpo.

Las personas que tienen dismorfia muscular siempre buscarán estar a tono y desarrollar la mayor capacidad de masa muscular sin importar las consecuencias; en este sentido, son capaces de levantar pesas más allá de sus propias capacidades, o ingerir esteroides que podrían afectar con el desarrollo de hormonas en su cuerpo.

Por otra parte, su régimen alimenticio también podría causar problemas de salud, y en estos casos, desarrollar problemas cardíacos. Por esta razón, hay que tener cuidado con obsesionarse en estos casos.

Tratamiento para la dismorfofobia

Ahora bien, por más rara que parezca esta fobia, se conocen miles de casos de dismorfofobia alrededor del mundo. Por esta razón, se han ideado tratamientos para ayudar a la persona que tiene dicho trastorno a superarlo. Veamos a continuación qué tratamientos existen.dismorfofobia y anorexia

En primer lugar, la persona debe ser valorada por un especialista. Como vimos, la persona, si se percata de los síntomas de los que hablamos, podría acudir a un especialista, quien hará el diagnostico, y recomendará las terapias que se deben hacer de acuerdo al grado o nivel del trastorno.

En estos casos, se hará una psicoterapia individual, donde, a través de diversas sesiones, la persona se verá obligada a modificar su conducta. Esto se hace reforzando la autoestima de la persona, y que esta tenga una concepción real de sí misma. Esto podría llevar tiempo, todo dependerá de la actitud del paciente, y del progreso que este haga para superar su trastorno.

En ocasiones, este tipo de terapia irá acompañada de fármacos. La decisión de usar fármacos será del psicoterapeuta, y los usará para contrarrestar los niveles de ansiedad, en caso de que la persona no sea capaz de controlarse por sí solas. Claro, a medida que vaya progresando, la dosis de los fármacos irá disminuyendo.

dismorfofobia y cirugías

Por otro lado, el otro tratamiento es la terapia grupal. En este sentido, se reúne a un grupo de personas que tienen el mismo trastorno para que se ayuden de manera mutua a superarlo. Esto reforzará el concepto de la persona sobre sí misma, y le hará entender que no es la única con este problema.

Por otro lado, la terapia familiar también es muy importante, ya que son ellos los que tienen que lidiar a diario con la persona y su trastorno. Así que, al darles a conocer las herramientas y ser conscientes del problema que afronta su ser querido, estarán bien preparados para ofrecer la ayuda que este necesita.

Por otro lado, la persona con el trastorno podrá superarlo de forma mucho más rápida al ver y sentir el apoyo que le brindan sus seres queridos. Esto elevará los niveles de autoestima, y la persona sentirá que no será juzgada por su apariencia. En estos casos, los resultados son más efectivos cuando la familia participa en este proceso.

trastorno dismórfico corporal: Test

dismorfofobia

Dejame Tu Comentario